Opinión

El éxito financiero está fuera de tu zona de confort 

 
1
 

 

Pereza

El título de esta colaboración puede molestar a quienes se sienten agraviados por la situación económica del país. De hecho, EL FINANCIERO publicó la nota “La realidad millennial: bajos salarios y escasa oferta laboral”, señalando los problemas de los jóvenes. Pero salir de la zona de confort no significa necesariamente estar cómodo, sino con una resignación que imposibilita llevar a cabo esfuerzos y romper con las anclas que te retienen donde estás.

“¿Cómo quieren que ahorre si no gano lo suficiente?”, argumentó un joven en una plática sobre finanzas personales. Esto llamó mi atención por la forma del planteamiento “¿Cómo quieren?”, como si estuviera alejado de su propio deseo, como una obligación, algo fuera de él.

De inicio, para salir de la zona de confort hay que tomar las riendas de nuestras propias frustraciones y emprender la ruta a la solución. Se vive una realidad y por muy complicada o injusta, es la que tocó enfrentar y debemos llevarla a nuestro ámbito de resolución, es decir, preguntarnos en primera persona ¿qué voy a hacer?

La cita “La experiencia no es lo que te sucede, sino lo que haces con lo que te sucede”, atribuida a Aldous Huxley, recrea a la perfección lo que quiero transmitir.

Dejar la zona de confort significa vencer el conformismo, ya sea que la estés pasando muy mal o muy bien. Es visualizar caminos diferentes para alcanzar sueños que te conduzcan a estados de mayor bienestar.
La fórmula no ha cambiado con los años. El ingrediente principal es el trabajo arduo y como decía Thomas Jefferson: “Creo bastante en la suerte. Y he constatado que, cuanto más duro trabajo más suerte tengo”.

La búsqueda de nuevas rutas obliga a la creatividad. Por eso se dice que es una locura hacer lo mismo una y otra vez, esperando obtener resultados diferentes. El reto es considerar “soluciones fuera de la caja”.Tal vez aplicar para un empleo, establecer un negocio, asociarte con alguien, conseguir ingresos extra, pedir un préstamo familiar.

Salir de la zona de confort implica correr riesgos, porque nos atrevemos a romper la inercia e imprimir acción a los problemas y andar un camino cuyas consecuencias son inciertas.

La invitación es a pensar en decisiones diferentes a lo habitual, pero preparados para ello. Investigar, planear y capacitarnos en lo que vayamos a emprender, con el fin de reducir la posibilidad de errores y pérdidas. 

Twitter y Facebook: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Qué debería cubrir financieramente en mis 30's?
¿Cómo enfrentas la revolución digital en tus finanzas?
¿Cuánto sabes de finanzas personales? Contesta este test