Opinión

El enojo de los verde olivo


 
 
No solo entre la clase nacional cayó pesado el apoyo del expresidente Vicente Fox con la legalización del uso, siembra y comercialización de la marihuana.
En los cuerpos policiacos federales, pero sobre todo, en los altos mandos del Ejército Mexicano, las afirmaciones del guanajuatense causaron molestia –para ponerlo en palabras publicables-, porque implican un desprecio a los militares que ha dado la vida en la lucha contra el narcotráfico.
¿Cuántas viudas y huérfanos ha dejado entre policías, militares y marinos la guerra contra la delincuencia organizada, específicamente contra los cárteles de las drogas?
El debate sobre la legalización de la marihuana es siempre ha generado pasiones; pero el hecho de que un expresidente que se supone encabezó a las instituciones mexicanas en contra del uso, siembra y comercialización, escapa a toda lógica.
Fox rompió todas las reglas como Presidente de la República y ha roto también el protocolo de todos los expresidentes mexicanos: el retiro y la mesura.
Su postura a favor de la legalización de la marihuana es considerada como una afrenta para quienes creyeron en la estrategia del Estado Mexicano de combatir al narcotráfico.
¿O en su sexenio –en el que escapó “El Chapo´´- todo fue simulación?
 
Un manto divino
Ahora que el gobierno de Arturo Núñez Jiménez se ha dado en perseguir a ex funcionarios del gobierno de Andrés Granier, su segundo de abordo por cinco años no ha sido tocado ni con el pétalo de una sospecha.
Se trata del hoy senador Humberto Mayans, que fue por casi cinco años secretario general de Gobierno de Granier, posición a la que renunció tras enterarse que no sería el elegido para contender por la gubernatura.
Mayans, que ha pasado del PRI al PRD y de regreso al tricolor, es senador por el Partido Verde Ecologista ya que el tricolor no pudo postularlo pues no cumplía con la militancia de cinco años que le era legalmente exigida.
Como secretario general de Gobierno, por el escritorio de Mayans pasaban tooodoooos los asuntos relevantes, políticos y financieros.
Sin embargo, ni Núñez ni nadie lo han mencionado siquiera en la investigación que se sigue a la administración de Granier, acusada de robarse el dinero de los tabasqueños.
¿Por qué será?
 
El secreto de Ebrard
 
Reapareció Marcelo Ebrard colgándose de un tema que es bandera –y modo de vida- para algunos grupos autodenominados “padres y custodios de la soberanía nacional y lo que ello implique y multiplique’’.
Ebrard retó –porque para ser invitación, el tono era bastante fuere-, al presidente Peña a debatir su propuesta de reforma energética para demostrarle, según el ex jefe de gobierno del DF, “que sus argumentos están equivocados’’.
Que se sepa, el único argumento que ha sustentado la pretensión de realizar una reforma energética es modernizar a Pemex y hacer más baratos los combustibles a los mexicanos.
Si Ebrard sabe cómo hacerlo sin modificar las leyes secundarias en materia energética o la Constitución, ya tendría haberlo dicho al país.
El ex jefe de gobierno de la capital, que sigue gozando de una excelente imagen a nivel internacional, no requería de esta “vejiga’’ para nadar. ¿O sí?
 
El tiempo contado
Los días de Jorge Luis Preciado al frente de la bancada del PAN pueden estar contados.
Reducido a un simple “jefe de manzana’’, sin atribuciones sobre poder y dinero, Preciado deberá decidir si se arriesga a “convivir’’ cinco laaaaargossss años’’ con 23 “amigos’’ que lo desprecian.
La decisión es sencilla.