Opinión

El emprendedor multitalentoso

 
Envíale tu pregunta a Richard Branson
1
 

 

Branson.

Pregunta: Tengo 19 años de edad y siento que estoy en el camino correcto. Trabajo para un centro de préstamos empresariales, donde estoy aprendiendo mucho, y administro un fondo que invierte en pequeñas empresas, el cual ha sido realmente rentable. También soy dueño de un restaurante que sirve desayunos y almuerzos. Tengo socios, por supuesto, de otro modo tendría un problema importante con la gestión de mi tiempo.

Como usted, siempre estoy en busca de nuevas ideas de negocios, aunque no todas las empresas emergentes han funcionado como yo esperaba (ya cerré dos negocios).

Mis preguntas para usted son:

—Después de lanzar un negocio, ¿cuánto tiempo debería pasar antes de que empiece a trabajar en otro?

—¿Cuál es la mejor manera de mantener el control sobre un negocio cuando se tienen socios?

—Si una compañía ve una pérdida en un mes, pero uno está seguro de que se recuperará al siguiente, ¿cómo debería transmitir esa información a sus socios?

Jaime A. Navarro Nava, México

Cuando inicias un negocio, tu objetivo en el primer año debería ser ayudarle a sobrevivir

Respuesta: Primero, ¡felicidades por tu duro trabajo y tu impresionante espíritu emprendedor! Has logrado mucho a tan corta edad, estás construyendo una base de experiencia sólida y conexiones que serán un activo grandioso en el futuro. Tu trabajo en el campo de las finanzas es entrenamiento útil y tu optimismo y entusiasmo se notan.

Me has hecho tres preguntas separadas, pero todas están conectadas, ya que las tres son sobre equilibrar el control en tus diferentes empresas con la libertad para emprender nuevas.

Como tú, constantemente se me ocurren ideas para nuevos negocios.

En las últimas décadas hemos desarrollado más de 100 marcas en Virgin y somos enormes fanáticos de dar una oportunidad a las nuevas industrias e ideas. La descarga que produce volver realidad una idea puede ser enormemente absorbente, casi adictiva. Aunque puede ser difícil enfocarte en una idea cuando tienes tantas otras flotando en la cabeza, es importante que te concentres.

Cuando inicias un negocio, tu objetivo principal en el primer año debería ser ayudarle a sobrevivir, en vez de iniciar una segunda empresa. Para que tenga una buena probabilidad de supervivencia, necesita toda tu atención, y si te dispersas, simplemente no podrás concentrarte. Las lecciones que aprendas en ese año de construcción del negocio te servirán para tu siguiente esfuerzo.

Probablemente has escuchado que el emprendimiento es un camino solitario, pero yo nunca he encontrado que sea así; me he rodeado de socios que están tan interesados en crear algo asombroso como yo. Tu carta demuestra que ya sabes que no puedes hacerlo todo, y por ello estás trabajando con socios. Es vital que selecciones a las personas correctas conforme tus negocios crezcan.

Cuando necesites elegir a un nuevo empleado o socio, ¡sé cuidadoso!

Algunos socios potenciales podrían ver al dinero como un motivador primario para iniciar un nuevo negocio. Pregúntate: ¿cuál es verdaderamente el espíritu de mis negocios? ¿Por qué lo empecé?

¿Cuál es nuestro propósito? Quienquiera que elijas debería compartir tu visión y tu pasión.

Cuando has elegido a personas grandiosas, no tienes que preocuparte por mantener el control. Más bien, recompensa a tus colegas delegándoles responsabilidades importantes; confía en ellos para que te ayuden a crear tu empresa.

Esto me lleva a tu última pregunta, sobre dar malas noticias a tus socios. Nunca es fácil, pero será mucho más fácil si eliges a los socios correctos. La gente que se unió a tu empresa para el largo plazo y que comparte tu visión no entrará en pánico por un mes malo. Trabaja en desarrollar una cultura de iniciativa en tu negocio que aliente a todo tu personal a trabajar en solucionar lo que haya salido mal para que puedan encarrilar rápidamente al negocio de nuevo.

Sobre todo, necesitas ser honesto sobre lo que está ocurriendo, no tener miedo de admitir errores; todos tenemos tropiezos. En Virgin han habido ocasiones en que partes de nuestros negocios se han tambaleado al borde del desastre. (¡Yo mismo he tenido muchas conversaciones incómodas con gerentes de bancos, especialmente en los primeros días!) Cuando algo sale mal, nuestro enfoque es ser completamente honestos; necesitas fomentar una sensación de confianza y transparencia con tus colegas y empleados.

Recuerda, un fracaso no es el fin del mundo, y tú ya lo sabes dado que has cerrado dos negocios. Pero, ¿eso te detuvo? No, no lo hizo, y puedo ver que cualquier fracaso futuro tampoco lo hará. Lo importante es que aprendas de ellos y te recuperes de nuevo. ¡Buena suerte!

Twitter: @richardbranson

También te puede interesar:
¿Qué pasó con mis amigos ‘hippies’?
¿Sin tiempo ni dinero? Que no mate tu sueño emprendedor
Proponer una idea ganadora