Opinión

El doloroso episodio del Galaxy Note 7 de Samsung

 
1
 

 

Samsung Galaxi Note 7 (Bloomberg)

Es una verdadera calamidad lo que le ocurrió ayer a Samsung. De hecho, desde los últimos dos meses. Que un producto icónico salga mal de la fábrica y represente un riesgo grave para los usuarios —como ocurrió con el teléfono Galaxy Note 7, que podría incendiarse— es uno de esos episodios negros que nadie quiere vivir. Ayer Samsung decidió dar por terminada definitivamente la producción y venta de este aparato, uno de los lanzamientos más esperados que tenía para este año.

Reuters reportó que el retiro del Galaxy Note 7 de los anaqueles globales le representará a la empresa coreana un costo de 17 mil millones de dólares.

Es descomunal esa cifra. Son montos que muchas empresas mexicanas de tamaño respetable no verán en toda su existencia. La agencia también reportó que ciertos analistas bursátiles dijeron que, en relación con el daño reputacional, se estaba ingresando a “territorio desconocido”, debido a que nunca había ocurrido algo así.

En las redes sociales los usuarios fueron implacables. Los memes surgieron por doquier, desde pequeños videos donde una persona martillaba una mina en un desierto y la hacía estallar, hasta manos que sostenían bolas de fuego. Un usuario llamado @UncleChaps fotografió un perro con una rebanada de jamón fresco sobre la cara, simulando que su piel estaba al 'rojo vivo' por haberse quemado con el Note 7.

Pero lo que es un hecho es que la empresa tomó una decisión sumamente responsable al detener la producción del aparato. No haberlo hecho le habría significado entrar en una espiral de defensa reputacional incontrolable, lo que implicaría hacer control de daños en cada geografía cada vez que hubiese algún incidente; reembolsar eternamente a los clientes inconformes; y mantener la producción de teléfonos lanzados con anterioridad para solventar el problema del
Note 7.

Samsung tomó una decisión drástica, veloz y costosa, pero fue la correcta. El riesgo de no haber actuado así era altísimo: hace siete días el vuelo 994 de Southwest Airlines tuvo que ser evacuado en la pista cuando estaba a punto de despegar en Lousville, Ky, porque un Note 7 empezó a incendiarse.

No creo que el balance de este episodio represente una ganancia neta de largo plazo para Apple, aunque hay quien así lo sugiere por el alza que tuvieron las acciones en la bolsa tras darse a conocer la noticia en Corea.

No obstante, Samsung tiene mecanismos, escala y productos para recuperarse en unos pocos meses. Lo más probable es que el efecto sustitución beneficie a varias marcas en el corto plazo (Sony, Huawei, ZTE, Asus, LG y muchas otras). Eso sí, este beneficio deberán aprovecharlo en la temporada de compras navideña, y apresurarse.

Samsung estará de regreso muy pronto.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
Cáncer
'Little Potato' defiende el TLC
Un chip a cada turista desde que baja del avión