Opinión

El director de la normal,
'El Cepillo' y la PGR

1
     

   

El Cepillo

Es la segunda vez que dirige la normal de Ayotzinapa. Amigo del gobernador en turno de Guerrero. Su nombre: José Luis Hernández Rivera. Involucrado en la guerrilla de los setenta. Tuvo cercanía con Eliana García, actual encargada de la Subprocuraduría de Derechos Humanos de la PGR. ¿Hernández es narcotraficante? La prueba que lo incrimina: la declaración ministerial de El Cepillo, atacante de los estudiantes desaparecidos.

Entre los 35 días (mañana, tarde y noche) que pasé en el interior de la normal dos veces entrevisté a Hernández. Alumnos compartieron cobijas y cartones en sus dormitorios. Así pude conocer las historias de los desaparecidos, sobrevivientes, entender su contexto y cómo funciona la escuela. Un par de textos se publicaron en la revista emeequis.

-¿Quiénes son los alumnos que no han vuelto?-, cuestioné en la charla grabada.

-Del propio servicio de la SEP Guerrero me dijeron que los jóvenes ni siquiera pueden comprar la canasta básica, pero todos mostraron méritos y capacidades para salir adelante.

-El exgobernador Aguirre, quien le tomó protesta, dice que aquí es semillero de guerrilleros.

-Es un estigma; será porque de aquí egresó Lucio Cabañas. Los jóvenes son organizados, tienen su propia forma de lucha.
Todos los desaparecidos, agregó, son estudiantes.

El Cepillo confiesa que los muchachos iban para Chilpancingo aquella noche delirante, pero que como Hernández servía al cartel de Los Rojos, éste llamó a dos alumnos, desaparecidos después, para cambiar la ruta. Entonces se movieron a Iguala para hacer desmadres en el informe de Pineda, directora del DIF y esposa del alcalde Abarca, del grupo opuesto: Guerreros Unidos.

Hay que detenerse aquí. La escuela y el movimiento funcionan así: por las mañanas alumnos toman clases para su formación docente y hasta allí la autoridad es la dirección administrativa de la Normal.

Por la tarde trabajan en sus módulos de producción: siembran, ordeñan al ganado, salen a tomar camiones para después hacer protestas antigobierno y leen a Marx, Engels, El Che, Castro, George Owell, así como discursos de Cabañas, y el otro guerrillero Genaro Vázquez. Quien manda y dirige aquí es el comité estudiantil, cuyos representantes son votados por los 540 alumnos de la normal. A su vez el comité lo conforman 16 carteras, cuyas decisiones se votan a mano alzada.

Lo que supe en esos días la muerte del luchador social Arturo Hernández Carmona, un año atrás, los normalistas y Abarca, asesino de Hernández, entraron en pleito casado: la organización de este último y estudiantes se apoyaban en marchas. Para el funeral de Hernández alumnos quemaron el Palacio Municipal, lo tomaron y allí lo velaron. También supe, por decenas de testimonios por separado, que antes de llegar a Iguala habían ido a Chilpancingo a secuestrar camiones, pero la central camionera estaba resguardada.

La PGR entonces deberá probar, si es como dice El Cepillo, que el narco penetró en la dirección de la normal y si el director, a su vez, penetró el comité estudiantil.

10 SEGUNDOS… El futuro en la presidencia de comisiones de Alejandro Encinas y Mario Delgado (ambos renunciaron al PRD pero no a los beneficios) se definirá en las reunión plenaria de este jueves. Les piden congruencia y dejarlo todo.

Twitter: @alexsanchezmx

También te puede interesar:
El hombre más solo en el Senado
Oxígeno para Los Chuchos
¿Calderón en Venezuela?