Opinión

El día 15 se legitimará al 100% el sexenio de EPN

1
 

 

[El petróleo está en su peor racha en 15 años. / Bloomberg] 

Exactamente en una semana, el miércoles 15 a las 8:00 de la mañana, el sexenio de Enrique Peña Nieto tendrá su segundo punto culminante. El presidente estará en Francia. Pero aquí, en un auditorio capitalino, la Comisión Nacional de Hidrocarburos abrirá los sobres y elegirá a los ganadores de la primera licitación de la Ronda Uno para campos de extracción petrolera, lo que marcará para siempre el derrotero de toda la administración.

¿Trascenderá Peña por el arresto de Elba Esther? No, su efecto se diluyó rápidamente. ¿Por los 43 normalistas desaparecidos? No, en el extranjero hay gente que nunca escuchó las palabras Iguala o Ayotzinapa. ¿Por la asignación de la tercera cadena de Tv? No, es un tema de industria. ¿Por la reforma educativa? Difícilmente. Hoy la única posibilidad que tiene este sexenio de ser recordado en décadas posteriores es por la apertura del sector energético. Eso ocurrirá icónicamente el 15 de julio ante los ojos del mundo.

El secretario de Energía Pedro Joaquín Coldwell se refiere a éste como el proceso licitatorio más transparente en la historia de México. Sí que lo es. Toda la licitación ha sido cautelosamente diseñada para que los participantes –principalmente las empresas que invertirán su capital en los 14 contratos de exploración y extracción en aguas someras de Campeche, Tabasco y Veracruz– observen en tiempo real la asignación de los contratos.

México sentará un precedente. En países europeos como Reino Unido ni siquiera hay licitaciones, sino asignaciones directas. Pero como aquí prevalece la desconfianza, se puso extremo énfasis en la transparencia.

Hay dos pesadillas posibles para el secretario Coldwell el día 15. La primera es que se declare desierto el proceso y ni siquiera bajo la fórmula de asignación que estableció Hacienda se asigne un solo contrato. La segunda es que la sociedad perciba la licitación como opaca. No obstante, tanto el secretario como el presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (que es quien realmente ejecuta el proceso) prepararon meticulosamente la licitación. Todo estuvo bajo control: las variables de adjudicación; la evaluación de los grupos licitatorios; la operación del cuarto de datos; la secrecía de los valores de referencia de Hacienda; y los cálculos con los que el gobierno se hará de la utilidad incluso en escenarios cambiantes.

La Ronda Uno tiene varias licitaciones. Las fuertes serán en aguas profundas. Pero la adjudicación del miércoles 15 será la primera, la más visible, la más icónica. La CNH prepara con Canal Once una producción maratónica tipo Big Brother Petrolero que promete dos cosas: ser eternamente aburrida y legitimar irremediablemente al gobierno de Enrique Peña.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
El culebrón del acero
México al volante
41% de los hombres piensa que…