Opinión

El destino de ICA

 
1
 

 

De Jefes.

La que fue la mayor constructora de México tuvo una aproximación al drama: un posible concurso mercantil. Ayer, los problemas que acarrea ICA, que dirige Guadalupe Phillips, salieron nuevamente a la superficie de modo agridulce.

Sus ingresos subieron, pero su flujo operativo, ése que da muestra de las ganancias, ése cayó 61 por ciento.

Sume a eso su abultada deuda de más de 65 mil millones de pesos y aquí una parte del resultado: unas siete mil personas desempleadas más.

La plantilla de ICA al cierre de marzo de 2017 ya es la mitad de lo que representaba en el mismo periodo de 2014, según su último informe anual.

Actualmente emplea a menos de 14 mil personas.

La alta dependencia de nuevos proyectos de esta compañía -que tiene en el gobierno prácticamente a su único cliente-, el entorno económico actual y un cuestionable manejo de sus obligaciones financieras le formaron un cóctel de problemas.

Para 2017, la empresa busca un plan de reestructura que ya negocia con sus acreedores.

El horizonte no puede descartar sorpresas. Tiene en proceso inversiones por cuatro mil 161 millones de pesos en su segmento de concesiones, con varios proyectos carreteros en proceso. El camino, empero, luce sinuoso.

COMPARTIENDO CAMA
Esos individuos que se aproximan repentinamente en la playa cumplen con su cometido. México es el segundo mercado para tiempos compartidos en el mundo, de acuerdo con Ilg, una empresa dirigida por Craig Mitchell, pero que es mejor conocida por marcas de hoteles y clubes de lujo como Westin.

La compañía basada en Miami, Florida, prepara un nuevo producto para el país.

La marca en cuestión será Westin Aventuras, así, en español, misma que se encuentra ya en revisión con reguladores nacionales. Al parecer, éste arrancará en Los Cabos y por el momento no hay muchos detalles adicionales.

Los 122 millones de dólares en activos mexicanos que esta empresa declaró al primer trimestre de 2017 representan 20 por ciento del total, para esta compañía que vendió mil 622 millones de dólares en 2016.

Esos activos suman 15 por ciento más que el año pasado. Una muestra más de que el negocio turístico en México no para.

BRINDANDO CON VASOS
Es más o menos lo que mide una botella de refresco o de cerveza. Eso es lo que cada mexicano consume de leche al día, 340 mililitros en promedio.

¿Estamos mal? Digamos que andamos ligeramente por debajo del promedio.

Obviamente los lecheros prenden veladoras a cualquier santo que promueva la leche para que México se acerque a países como Israel o Estados Unidos, en donde su consumo supera el medio litro diario.

Lo anterior viene a cuento porque el 1 de junio se celebrará el Día de la Marina en México, pero en el mundo es el recordadísimo Día Mundial de la Leche, fecha promovida por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

En México le toca el pastel a Miguel Ángel García, presidente de la Canilec, el gremio de los lecheros que aportan 86 por ciento de la producción formal de leche en el país.

Es buen día para recordar que la leche representa 17.8 por ciento del valor de la producción pecuaria del país; con un total de 382 mil millones de pesos a precios corrientes.

Es la tercera actividad del sector y ya superó a la producción de cerdo y huevo y, según el Inegi, 630 mil personas están empleadas en la cadena de la leche.

De ahí que haya interés en que usted tome el vaso que, según ellos, le corresponde. ¡Salud!

También te puede interesar:
Paren antenas
La Fibra que ha sorteado a Trump
El señor del gas... y del petróleo