Opinión

El desplome de Codere en México


 
Mañana viernes 15, a primera hora, la empresa española especializada en casinos y centros de apuestas Codere dará a conocer su informe de resultados financieros trimestrales para el periodo julio-septiembre de 2013. A juzgar por lo que ha ocurrido en los últimos trimestres, este informe será clave para descifrar si esta empresa fracasó o no en México: si la compra que hizo el año pasado del 35 por ciento en el negocio de salas de apuestas y el Hipódromo de las Américas que antes eran de CIE, funcionó o no.
 
Codere ha tenido todo en contra desde que tomó control de una parte importante de este mercado en México. En su informe trimestral anterior daba cuenta de la mayúscula problemática que está enfrentando este año. Considérense estas frases:
 
 
(1) “La compañía no ha logrado alcanzar el nivel de EBITDA establecido en el guidance para el 2T 2013 debido principalmente a la regularización de impuestos en México.” (2) “El cierre temporal por parte de ciertas autoridades locales ha afectado a las salas Cumbres y Valle Oriente desde el 27 de febrero y Sendero desde el 13 de marzo.” (3) “El fondo de comercio relativo a las operaciones de México se deterioró en €24.3mm según el test de deterioro de activos. Este cargo fue provocado por el cierre temporal de las salas, por el empeoramiento del coste  medio ponderado de capital (WACC, ) y por el impacto de la regularización fiscal.”
 
 
En 2010 Codere tenía una capitalización de mercado considerable: valía 476 millones de euros. Ese valor se fue erosionando año tras año. Ayer, de acuerdo a las cotizaciones accionarias del día, ese valor de capitalización apenas representaba el 17.6 por ciento de aquel máximo. Es decir, en sólo tres años las decisiones estratégicas de esta empresa española han erosionado más del 82 por ciento de su valor. La incursión en México fue clave en esta época.
 
 
Codere está en el hoyo. Desde hace varias semanas se sabe que intenta reestructurar deuda, y ha tenido demoras importantes en el pago de intereses. Y tanto la alicaída economía mexicana como la andanada regulatoria en este país han deteriorado su negocio aquí. A ver cómo justifica mañana su permanencia en este complicado mercado. Codere sabe de apuestas, y apostó.
 
 
Twitter: @SOYCarlosMota