Opinión

El daño ya está hecho

 
1
 

 

Segob asegura que pronto se terminarán los bloqueos de la CNTE

Inimaginable que un país civilizado, avanzado en muchas de las líneas que son prioritarias en el mundo como su grado de realización humana, aglutinar esfuerzos variados para ser la doceava economía planetaria, singularísima faceta artística y cultural, desarrollo innegable en su proceso democrático, repito, es inimaginable que sus profesores bloqueen carreteras, humillen a sus colegas que no piensan como ellos, roben autos, incendien camiones, repitan una y mil veces actos vandálicos de todo género y, con ello, deterioren dramáticamente una región del país. Lo hacen desde hace más de 90 días y lo hacen a la luz del día. No obstante esa inconmensurable aberración, no hay nadie que los detenga.

Sólo hasta hace días, la voz de hoteleros, banqueros y empresarios se ha alzado para solicitar, rogar, se detenga esa embestida de suyo incomprensible que lesiona sobre todo a pequeños comerciantes, artesanos, meseros, transportistas y gente común. Los cálculos del deterioro económico regional han subido exponencialmente; primero calcularon en diez mil millones de pesos el boquete, más tarde subió a 19 mil y ahora la suma llega a 36 mil millones de pesos. Enorme el daño, tan grande que se le ha comparado, con ‘Gilbert’ uno de los más devastadores huracanes.

Pero hay otra lesión de la que sólo se habla superficialmente. Las interrupciones del proceso educativo en esa región en el que sobresale el hecho de que en los últimos 17 años, Oaxaca no ha tenido la regularidad de un año escolar completo y libre de interrupciones. Las huelgas y manifestaciones han creado ausencias del profesorado que van de los 11 a los 20 días. Y cuando se habla en discursos y declaraciones de la afectación a los niños y estudiantes, se habla tan sólo de estadísticas y números de las clases que han perdido y como eso ha repercutido en los exámenes universales que hacen organismos como el que da lugar a las pruebas PISA. Hasta ahí. No se va más a fondo.

Los educandos de la región afectada, que pueden ir de los cuatro a los 15 años, ¿qué conductas han visto en sus profesores? Los hay quienes los han alcanzado a ver en fotos de los diarios o visto en los noticieros de la televisión pateando, incendiando, robando, arrojando piedras, forcejeando contra los viandantes y otros profesores. Ese es el ejemplo que se les ha restregado una y otra vez en la cara y en el cerebro.

La memoria infantil no olvidará lo que ha visto repetidamente de tal suerte, como lo señala Freud y magistralmente lo ha interpretado el psicólogo mexicano Santiago Ramírez, en infancia es destino los primeros siete, ocho años son fundamentales en la formación del carácter que marcará el resto de la vida. No es necesario abundar en ello, más allá de la formación académica, está la arquitectura del perfil interior. Y no se trata de la permanencia de los recuerdos sino de la experiencia significativa, del global genérico de cada quien. Freud señala que el analizado reprime aquello que le hace daño y le dará una validación en las transferencias que se manifiesten en su vida. De ahí el hecho sustantivo de tener o haber vivido una infancia rodeada de afecto y de enseñanzas constructivas, armónicas. Es decir, la vida entera queda marcada por el principio, por los primeros años.

¿Qué huella dejará la acción repetida de los violentos integrantes de un magisterio que como principio rector tiene sus propios y únicos intereses; desconocedor, o lo que sería peor, indolente e irresponsable de la huella que sus acciones dejarán en quienes esperan educación y reciben violentas bofetadas en la formación de sus vidas?

Y al mismo tiempo, en algún momento de su existencia, esos mismos educandos se preguntarán: ¿y mientras nos arrollaban, qué hacían las autoridades?

Como se vea, más allá de la deseable recuperación económica de la región, nadie podrá evitar lo que los educandos, no sólo de esos estados, sino de todo el país han visto estos meses. No se requiere ser psicólogo para saber que, en las nuevas generaciones, el irreversible daño ya está hecho.

Twitter:@RaulCremoux

También te puede interesar:

El mejor sistema educativo del mundo

¿Por qué no nos explican?

¿Y si ganara Trump?