Opinión

El crecimiento del PIB en los periódicos

 
1
 

 

Periódicos. (Cuartoscuro)

Ayer fue uno de esos días curiosos en los que es posible ver la forma en la que los editores seleccionan, de acuerdo a sus creencias, los acentos que quieren desplegar en su información. Por la mañana el Inegi había informado que la economía mexicana había crecido uno por ciento en el tercer trimestre respecto del trimestre anterior, o dos por ciento en su comparación anual.

A las 11:00 am los editores de los principales portales ya habían hecho su selección para destacar la información que, según ellos, tenía que enfatizarse para su público. El portal de Reforma, por ejemplo, seleccionó el uno por ciento, y publicó destacadamente: “Crece PIB 1% en tercer trimestre”. La edición en línea de La Jornada también privilegió la cifra pequeña: “Sube PIB 1% en tercer trimestre de 2016: Inegi”. En el portal SDP Noticias también se eligió esa cifra: “Economía mexicana se recupera en tercer trimestre; PIB crece 1%”.

Otros diarios, en contraposición, privilegiaron la comparación anual para ser resaltada en sus ediciones en línea. Milenio, por ejemplo, desplegó en grande: “Economía mexicana crece 2.0% en tercer trimestre”. Lo mismo hicieron Excélsior: “Mercado interno sostiene avance del 2% del PIB en el tercer trimestre” y EL FINANCIERO: “PIB de México crece 2.0% anual en el 3T16”. Solo El Economista en línea publicó las dos cifras resumidas: “PIB de México se expande 1% en 3T; anual crece 2%”.

Debe ser sumamente confuso para un médico, un comerciante, un gerente de marca o cualquier persona interesada en obtener información económica mirar estas dos cifras. Si ayer un doctor quería ir a comer con sus colegas y comentar el punto, pero antes echó un vistazo a Reforma, llegó a su ágape con una historia distinta de la que pudo haber leído velozmente otro galeno que miró Excélsior. Por supuesto la confusión se aclara leyendo con más profundidad las notas, pero para ello el lector debe tener tiempo, disposición e interés, lo cual no siempre ocurre si los profesionistas andan en el ajetreo cotidiano, trabajando.

Cuando el presidente Enrique Peña Nieto dice que las buenas noticias no suelen contarse ya podemos saber a qué se refiere: hay cosas que sí ocurren, pero que no se reportan en ciertos medios; u otras que, seleccionando ciertos datos, pueden generar la percepción de que el gobierno está desinflado.

Es obligación de los editores de todos los diarios y portales defender siempre la libertad de expresión, y con ella mantenerse fuertes en sus valores y principios. Sin embargo, es también obligación del lector saber qué perfil tiene el diario o portal que consulta, para que conozca sus sesgos, que todos los tenemos porque, sin ellos, el periodismo sería muy aburrido.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
Peña y Davos 2017, ¿oportunidad perdida?
El lujo de no nombrar embajadores
General Motors impulsa internet en autos básicos