Opinión

El costo de Trump

   
1
    

   

Donald Trump

Le comentaba ayer que la volatilidad que ha provocado la potencial salida de Reino Unido de la Unión Europea nos está costando, y eso puede verse en el tipo de cambio. Sin embargo, ayer circularon notas en diversos medios estadounidenses (WSJ, Bloomberg) donde se comenta que la posibilidad de que gane Trump la presidencia de ese país tendría un efecto muy negativo sobre México, de forma que conviene, desde hoy, apostar por ello. O como dicen en los mercados, jugar al corto.

De acuerdo con los medios de comunicación, grupos financieros como Barclays y Citigroup estarían recomendando a sus inversionistas apostar contra el peso, previendo que la llegada de Trump a la presidencia tenga un costo importante para nosotros. La semana pasada le comentaba precisamente eso: el fenómeno que más puede afectar las elecciones de 2018 es precisamente el triunfo de Trump, porque eso implicaría un 2017 verdaderamente complicado en lo económico, y además es posible que estemos en una posición vulnerable por tener una deuda grande (mañana le platico de eso).

Puesto que la probabilidad de que Trump gane no es cero, esto significa que hay un negocio de por medio. Suponga que Trump tiene una probabilidad de ganar de 30%, (PredictWise le da 27%), y que eso implique un ajuste del peso de los 18 en que está hoy a 22, hacia mayo del año próximo. La ganancia podría ser de 22%, que en valor esperado sería hoy de 6.7%, notoriamente superior a lo que ofrecen hoy los bonos. Esto quiere decir que la apuesta tiene sentido para un inversionista grande, que puede tener esto en su portafolio junto con muchas otras inversiones.

Esta apuesta no considera cuál sería el costo para Estados Unidos mismo, o el mundo entero, si ganase Trump. Y es que no tiene que hacerlo, porque no se trata de una acción que tenga efecto sobre la probabilidad de que él gane, sino sólo de aprovechar algo que puede ocurrir. Sin embargo, el costo de ese triunfo ya debería ser más claro, especialmente después de la posición que tomó Trump con respecto a la tragedia de Orlando, y la polarización que eso ha traído consigo.

La promoción que hace del lema “America First” es demasiado parecida a “Deutschland über alles” como para ignorarla. Lo mismo el que un tercio de los estadounidenses estén de acuerdo con que haya tarjetas especiales de identificación para los musulmanes. Estas dos acciones son parte de la tragedia que significó Adolfo Hitler y su movimiento que, no lo olvide, llegó al poder en uno de los países más ricos y educados del mundo a través de elecciones, y sin contar con mayoría en el Congreso, acumuló suficiente poder como para romper la institucionalidad.

El mismo presidente Obama afirmaba ayer “estamos viendo cuán peligrosa puede ser esta forma de pensar. Estamos empezando a ver adónde puede llevarnos este tipo de retórica y displicencia verbal acerca de exactamente a quién estamos enfrentando”. El presidente de Estados Unidos percibe a Trump como un peligro para su país, para las instituciones y para la convivencia social. Y tiene razón. Por algo similar acá acusaron a Fox de no sé cuánto, hace diez años. A lo mejor ahora perciben más claramente el peligro de jugar con el fuego antisistémico.

Mientras ellos deciden, y en su decisión ponen al mundo entero en riesgo, habrá inversionistas que vean una oportunidad en apostar contra el peso. En unos meses, a lo mejor apuestan contra todas las monedas. Total, ¿qué importan las instituciones y la convivencia social frente a un 6.7% anual?

Profesor de la Escuela de Gobierno,
Tec de Monterrey

Twitter: @macariomx

También te puede interesar:
Nervios
​'Brexit'
​Final de partida