Opinión

El cortacabezas

1
    

     

Barbosa pide a perredistas a declarar a la PGR

UNO. El buen humor con que entró al salón apoyado de su bastón no delató que desenvainaría la espada y sin perder la sonrisa la esgrimiría varias veces de forma violenta.

–Pasa mi iPad– ordenó Barbosa, presidente del Senado, a su tocayo y asistente cuando reporteros preguntaron si el lunes vio el partido de la Selección Mexicana que dirige el Piojo Herrera.

Picó la pantalla y en seguida se escuchó una adaptación de Billy Joel: “Váyanse a la Verde”. Su sonrisa mordaz acompañó la rola de Los Cívicos, que por la mañana había divulgado Ciro Gómez en Radio Fórmula. “Aleks Syntek, Piojo Herrera, Galilea, Negro Araiza, Andrea Legarreta y hasta Paty Chapoy son algunas culebrillas que hicieron proselitismo el día de la elección”.

Ojos de plato hicieron reporteros cuando vieron el micrófono encendido y oyeron el audio abierto a buen volumen. "El Burro Van Rankin, junto a JC Chávez, se cuadraron con el Verde y le dieron sexo oral. Se pasaron por los huevos nuestra poca democracia…”, siguió la música.

–Está padre– dijo Barbosa en el Senado y volvió a deslizar una sonrisa socarrona al término de la canción que pide pena de muerte para los del PVEM de Jorge Emilio González, quien en agosto meterá a la Cámara de Diputados a 47 legisladores, 20 más.

DOS. Traía guardado algo contra los suyos también. Mancera, jefe de Gobierno del DF, había definido en la víspera que va por la presidencia, después del destape de la panista Zavala, sintiéndose contagiado o atrasado.

Sin embargo, el partido que lo llevó al poder perdió ocho delegaciones, el manejo de más de 13 mil millones de pesos y casi 20 diputados en DF. Por eso Mancera, en una actitud parecida –guardando las proporciones– a la de Zedillo al final de su sexenio impresiona con que no operó a favor del PRD y con su propósito de ser candidato ciudadano patea al partido que lo llevó al poder, pero que además pierde 38 diputados federales, 260 mil votos y se debilita de manera preocupante en cinco estados.

–¿Para qué?, si está enconchado– me contestó a la pregunta de si había buscado en el transcurso del día a Carlos Navarrete, presidente del PRD que se aferra al cargo. Luego esgrimió la espada a la cabeza de tres funcionarios del GDF: Joel Ortega, del Metro; Rosa Icela, de Desarrollo Social, sobre quien hay señalamientos directos de haber apoyado a Morena de López Obrador; y Héctor Serrano, secretario de Gobierno.

Los Chuchos ya dejaron pasar a Moreno Valle– me dijo también al referirse al gober panista de Puebla que debió ser el más feliz con la opción ciudadana de Mancera porque hay intenciones de Gustavo Madero y Navarrete de unir al PAN y PRD para postular a un candidato común a Los Pinos en 2018.

Barbosa, quien apareció con el senador Ríos Piter, también blandió contra Manuel Bartlett, el senador cuyo partido, PT, en vías de extinción ahora habla por López Obrador como único líder de izquierda.

–Ya se acabó la tolerancia para el viejo– advirtió el perredista. Antes, en son de burla, hasta mandó “besito” a López Obrador, el otro presidenciable.

10 SEGUNDOS… Manuel Granados, amigo de Mancera y adversario interno de Héctor Serrano, ya se mueve para sucederlo. ¿Logrará llegar a la Secretaría General?

Twitter: @alexsanchezmx

También te puede interesar:
"No tengo dueños"
Margarita Zavala, ¿candidata ciudadana?
¿Qué aprenderán los alumnos?