Opinión

El Congreso no es
ventanilla electoral

1
  

   

Jorge Carlos Ramírez Marín, vicecoordinador de los diputados del PRI. (Archivo/Cuartoscuro)

Ante el punto de acuerdo del grupo parlamentario del PAN en el Senado, en donde solicita juicio político al gobernador de Veracruz, Javier Duarte, por el presunto desvío de recursos federales de esa entidad, el diputado Jorge Carlos Ramírez Marín fue enfático al señalar que el Congreso de la Unión no debe convertirse en una ventanilla electoral, ya que el juicio político responde más a un posicionamiento mediático que a un hecho derivado de delitos comprobados por la autoridad competente.

La agenda del Legislativo es de tal envergadura que distraerse con temas electoreros solo contamina el trabajo que se lleva a cabo en ambas cámaras, pues como se sabe en los rubros fundamentales se requiere la negociación y en ciertos casos el consenso para aprobar las leyes.

De hecho, se preveía que en la medida que se acercara la fecha de los comicios del 5 de junio, en donde se define la gubernatura de 12 entidades, iba a ver jaloneos, descalificaciones y guerra sucia; sin embargo, el tema de juicio político parece más una tomadura de pelo que una cuestión que requiera la participación de los diputados
federales.

Y no porque defendamos al gobernador mencionado, sino que se requiere que el auditor superior de la Federación turne el expediente a la PGR con las pruebas necesarias y contundentes en donde se demuestre que el mandatario participó en algún ilícito; mientras ello no ocurra, pues tan solo estamos ante un cohetón electorero que se irá apagando conforme declina su estela.

El presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, señaló que no hay demandas sobre los resultados de las auditorías, ya que se tienen que seguir los cauces legales. Y en particular sobre la solicitud de juicio político, aclaró que no ha sido turnado por la colegisladora de manera formal a la Comisión respectiva.

De igual manera, Ramírez Marín se pronunció en contra de los señalamientos que acusan a la LXIII Legislatura de ser improductiva, puesto que han avanzado en los temas que ha marcado la agenda parlamentaria y se aprestan a aprobar en este II Período de Sesiones los asuntos relativos a seguridad y justicia; al Sistema Nacional Anticorrupción; crecimiento económico; bienestar social y desarrollo sustentable. Puso como ejemplo que en la sesión de ayer se abrogó la Ley para la Depuración y Liquidación de Cuentas de la Hacienda Pública Federal y esta acción muchos no la contabilizan como un logro de la Legislatura.

El diputado aclaró que la productividad no es sacar más dictámenes, sino avanzar en los rubros que acordó la Junta de Coordinación Política sobre aspectos que son prioritarios para el Estado.

En cuanto a las comparecencias de funcionarios de la SHCP y de Pemex, informó que el titular de la empresa pública acudirá el próximo miércoles 2 de marzo y se reunirá con las Comisiones de Hacienda, Energía y Transparencia, además de los coordinadores de las fracciones parlamentarias.

La propuesta de trabajo de la comparecencia del titular de Petróleos Mexicanos es que no se lleve más de dos horas y media y que sea a través de preguntas concretas y no posicionamientos de los partidos. Lo importante, dijo, es conocer del funcionario la situación que prevalece en ese organismo a su cargo y sobre los pormenores del ajuste de 100 mil millones de pesos anunciado por Luis Videgaray.

Por su parte, los subsecretarios de Hacienda y Crédito Público, Fernando Galindo Favela y Fernando Aportela Rodríguez, serán los encargados de explicar a los legisladores los pormenores del ajuste presupuestal para el próximo año, cuya visita se prevé a partir del 2 de marzo.

***

Funcionarios de Sedesol a San Lázaro. Con la finalidad de explicar con detalle si habrá alguna afectación a los programas de desarrollo social a partir del anunciado recorte al gasto público, el titular de esta secretaría o los subsecretarios acudirán ante la Comisión de Desarrollo Social.

Se espera que los programas sociales de primer impacto a la población marginada no se vean afectados por el citado ajuste, toda vez que los dejaría en total indefensión.