Opinión

El coletazo de las urnas


 
A la hora de escribir esta columna comenzaban a saberse algunos resultados preliminares de las elecciones en 14 estados ayer. Lo interesante será el coletazo que sufrirán los partidos, los estados, los gobiernos y los candidatos perdedores.
 
La verdad es que no fueron elecciones muy distintas a las anteriores de tiempos recientes. Denuncias de incidentes, algunas fundamentadas, otras no. Nada, hasta donde sabemos, como para anular comicios. Los partidos y los políticos hicieron su trabajo, que no se distingue por ser de lo más pulcro.
 
Desde temprano comenzaron los señalamientos de unos contra otros y los rumores no cesaron en todo el día.
 
Quienes apostaban a la violencia como signo de esta jornada se equivocaron.
 
La gubernatura de Baja California y la presidencia municipal de Puebla fueron los 2 encargos principales del Presidente Enrique Peña Nieto a su partido.
 
En Baja California no hay nada para nadie. Con 2 malos candidatos, PRI y PAN se declaran vencedores. César Camacho, del PRI, da como ganador a Fernando Castro Trenti, quien ya antes ha probado la derrota. Gustavo Madero, presidente del PAN, dice ganar con cinco puntos de ventaja. Hubo fiesta en el cuartel del PRI y caras largas en la sede del PAN.
 
En Puebla sí hubo festejo panista a lo grande. La presidencia municipal será para Antonio Gali Fayad, de la Coalición PAN-PRD-PANAL. Triunfo indudable también para el gobernador Rafael Moreno Valle. Paliza para el priísta Enrique Agüera, un muy mal candidato, cuestionado por su riqueza y ostentoso estilo de vida.
 
Si tuviérmos que señalar a un gran perdedor de las elecciones de ayer tendría que ser el PRD. Se explica porque prácticamente no tiene presencia en estados como Chihuahua, Puebla, Baja California, Tamaulipas, Aguascalientes, Coahuila, Tlaxcala e Hidalgo y no se ve que luego de estos comocios vaya a mejorar su representatividad.
 
En aquellos estados donde sí figura -Veracruz, Quintana Roo, Zacatecas, Durango y Oaxaca-, tiene pocos posibilidades de obtener triunfos importantes. En Durango, por ejemplo, no registró candidatos a seis de las 39 presidencias municipales en juego. Jesús Zambrano, el presidente de PRD, argumentó motivos de seguridad.
 
Y parece que en esa vertiente encontró una explicación sencilla y poco controvertible a los resultados de su partido. Incluso, se aventuró a decir, sin pruebas, que en varios estados el crímen organizado trabajó a favor del PRI. En Quintana Roo, donde parecía tener buenas posibilidades y gobierna el municipio más importante, Benito Juárez (Cancun), se desilfó.
 
El PRI llegó a temer un descalabro en Quintana Roo. Ayer, comenzando el cierre de casillas, anunció que ganaba en 10 municipios, incluído Benito Juárez por una diferencia de dos a uno, gobernado todavía por el perredista Julián Ricalde.
 
Tamaulipas, azotado por la violencia del narco y altamente competido, donde la aternancia PRI-PAN tiene historia larga, parece que será para el tricolor. Muchos, incluso dentro del PRI, dudaban de obtener buenos resultados. Lo que nadie podrá regatearle al gobernador Egidio Torre Cantú es que, además del resultado positivo para su partido, la elección se llevó a cabo en calma.
 
Veracruz pintaba como otro escenario complicado, incluso adverso para el PRI, pero los resultdos conocidos hasta ahora dicen lo contrario. Se declaran triunfos priístas en Veracruz y Boca del Río.
 
En Chihuahua, todo en calma para el PRI. Triunfo adjudicable al gobernador César Duarte Jáquez, quien llevó las campañas y la elección sobre terciopelo. Además, las profundas disputas y divisiones entre los panistas marcaron el camino.
 
Disputas y divisiones que también afectaron al PAN a nivel nacional. La orden dada por Felipe Calderón para cesar la disputa con los 'maderistas' para no dañar más al partido de cara a la elección llegó demasiado tarde. Si todo esto se confirma, el destino de Gustavo Madero al frente del PAN estará definido y habrá un nuevo líder panista a fin de año.
 
Sin duda, a partir de hoy PAN y PRD culparán al gobierno de Enrique Peña Nieto de las trampas e irregularidades con las que justificarán sus resultados. El Pacto por México será, otra vez, materia de chantaje.
 
Habremos de esperar los resultados oficiales y, como le decía, los coletazos.
 
Hasta el miércoles.
 
 
 
Twitter: @Cachoperiodista
 
Correo: cachoperiodista@gmail.com