Opinión

El camino que viene

 
1
 

 

Kumamoto

El miércoles pasado realicé mi registro formal ante el Instituto Nacional Electoral, a través del cual hice público mi interés en ser aspirante a candidato independiente al Senado de la República. Entre personas muy queridas, globos a los que atamos nuestros deseos políticos y mucha felicidad, es que vivimos aquél miércoles mágico. A partir de ese momento vinieron muchos abrazos, buenos deseos, preguntas, críticas, dudas prácticas y felicitaciones. Por eso, aprovecho estas líneas para compartir mis reflexiones sobre el camino que hemos decidido tomar en Wikipolítica.

Quisiera iniciar agradeciendo a cada persona que ha decidido escribirnos, que han compartido sus ideas o que han puesto a la disposición del equipo sus manos, a una semana de analizar cada uno de estos comentarios me siento muy feliz. Fue gracias a esa participación constante, apropiación y activación de miles de personas que hemos logrado nuestros objetivos en esta diputación. La eliminación del fuero, lograr la revocación de mandato o que #SinVotoNoHayDinero fueran una realidad en Jalisco; todo esto se debe, esencialmente, a que la sociedad nos acompañó, ejerció presión y abrió la puerta para que las demás fracciones hicieran propias estas iniciativas.

Esta apropiación del trabajo en el Congreso es lo que más me emociona. Romper con las distancias y silencios que por muchos años se impusieron ante el trabajo legislativo. Estoy agradecido con quienes han elevado sus palabras para compartir sus dudas, anhelos o cuestionamientos. Al final del día lo único que nos permite mejorar como movimiento político son las interrogantes que le agregan complejidad, pero también compromiso, a este sendero que decidimos tomar.

En ese espíritu creo que el cuestionamiento que más se ha señalado es la crítica a pedir una licencia para buscar otro cargo público, o lo que se conoce popularmente como 'chapulineo'. En ese sentido quisiera hacer tres apuntes.

El primero va sobre las cuentas que entrego de estos años en el Legislativo. Considero que la mejor manera de medir a un servidor público es con las propuestas que presenta en campaña. En ese sentido realicé 28 iniciativas legislativas y compromisos de gestión, de los cuales logramos proponer o completar 25 (que pueden ser consultados en la parte final de www.kumamoto.mx). Esto significa que el trabajo ha sido cubierto casi en su totalidad.

En segundo lugar, cabe mencionar que lo único que me puede permitir llegar a la boleta es que existan 115 mil personas que estén de acuerdo con esta aspiración, no lo definirán poderes fácticos, ni dirigentes corruptos, sólo la sociedad podrá decidir sobre mi futuro.

En tercer lugar, creo que es importante remarcar que el dinero o la notoriedad nunca han sido el motor de este esfuerzo, para prueba de ello está la donación de 70 por ciento de mi sueldo a través del Fondo Germina (www.fondogermina.mx). Es decir, no se busca un puesto por los pesos, sino por la posibilidad de cambios que podríamos impulsar a través del mismo.

Por último, quisiera compartir qué nos mueve en Wikipolítica para apuntar a distintos cargos. Creemos que el país está en una crisis general que sólo puede resolverse si la gente común y corriente reemplaza a la actual clase política. Nos mueve lo que vivimos y vemos todos los días, nos duele la pobreza, la desigualdad, la inseguridad, la violencia, la impunidad y la incapacidad de nuestros gobernantes para responder a estos males. Queremos que la salud pública sea una realidad, que las universidades tengan la capacidad de aceptar a todo aquel que busca continuar sus estudios, creemos que las pensiones y salarios deben ser dignos y que quien menos dinero tiene merece igual importancia que aquel que es rico. Creemos en la capacidad de un país que se mueve por solidaridad y no por intereses, en ellos queda la decisión de avalar lo que ya hicimos, lo que estamos haciendo y el camino que viene.

Twitter: @pkumamoto

También te puede interesar:
La fiebre independiente
Siete días y la gente se junta
El país es de quien lo camina