Opinión

'El Bronco' gana la gubernatura, ¿y luego?

 
1
 

 

El consejo del “Bronco”

La reforma que permitió las candidaturas independientes está rindiendo sus primeros frutos. Entre los candidatos que lograron el registro bajo esa figura, la historia más destacada es la de Jaime Rodríguez, El Bronco, el candidato independiente a la gubernatura de Nuevo León que militó por tres décadas en el PRI y que encabeza las preferencias electorales en esa entidad, según la encuesta recientemente publicada por El Norte (7/5/2015).

A dos meses de que la encuesta de Parametría (EL FINANCIERO, 8/3/2015) lo pusiera en segundo lugar de las preferencias electorales, entre El Bronco y la candidata priista Ivonne Álvarez hay menos de dos puntos porcentuales de diferencia y menos de ocho con respecto al candidato panista Felipe de Jesús Cantú. A un mes de las elecciones, se perfila un escenario muy competitivo.

Las candidaturas independientes que hipotéticamente favorecerían a políticos locales en elecciones de alcaldías, y diputaciones locales y federales, han catapultado a la antesala de la gubernatura de Nuevo León a El Bronco. Si los resultados del 7 de junio lo favorecieran, cabe preguntarse qué significaría eso en términos de eficacia gubernamental. ¿Qué capacidad tendría para impulsar una agenda legislativa, una vez al frente del gobierno? ¿Quiénes serían sus aliados y cuál sería el costo de su apoyo? ¿El Bronco sería el interlocutor del gobierno federal ante una situación de emergencia?

Las candidaturas independientes pueden fungir como una respuesta al malestar ciudadano con los partidos. Sin embargo, la eficacia de un gobierno estatal no está garantizada por la elección de una alternativa independiente, sin importar lo carismática que ésta pueda ser. En un mes sabremos si El Bronco se convertirá en el primer candidato independiente en ganar la gubernatura de un estado en la historia electoral contemporánea del país. Si fuese así, conoceremos la capacidad que tendrá un candidato independiente para gobernar con eficacia.

El autor es director de análisis político de Integralia Consultores.

Twitter: @gustavo_gilr

También te puede interesar:
En defensa de la negatividad
Desazón electoral
Partidocracia sorda