Opinión

El borrego de oro…

Así se hacen los chismes. Todo apunta a que en las próximas horas se conocerá la propuesta de ley secundaria en materia de telecomunicaciones.

Y en esa frecuencia estaban todos los interesados en el tema cuando alguien, a lo mejor sin mala fe, pero imprudente, soltó el borrego de la noche: que el Senado ya tenía la iniciativa en sus manos.

Sin confirmación de por medio, el rumor provocó una ola de réplicas que llevó a legisladores como Javier Lozano a decir vía Twitter que no era cierto. A la senadora Alejandra Barrales le colgaron el milagrito y dicen que dijo lo que nunca dijo. Su compañera de escaño, Marcela Torres, se encargó de achacarle la versión que resultó fallida.

La oficina de comunicación de Los Pinos calmó las agitadas aguas y aclaró de la mejor manera que la Presidencia de la República no había enviado ninguna iniciativa al Senado. Lo desmintió, pues.

Los senadores hoy tendrán tiempo de confirmar que los rumores son eso y nada más.

Extesoreros de moda

El extesorero de Michoacán, Humberto Suárez López, detenido el martes en Guadalajara, no es el primer presunto implicado en actos de corrupción y desvío de recursos. El exfuncionario se desempeñó como encargado de los dineros en los gobiernos de Lázaro Cárdenas Batel y Leonel Godoy, lo que abre la puerta a todas las especulaciones imaginables.

Suárez es apenas otro de los que manejaron finanzas estatales a los que los ha requerido la justicia. El más célebre es el de Coahuila, Javier Villarreal, extesorero de Humberto Moreira, que fue detenido y ya es procesado en Texas.

En junio del año pasado capturaron en Reynosa a José Manuel Saiz Pineda, extesorero del tabasqueño Andrés Granier Melo. Y apenas la semana pasada fue detenido Alfredo Jaime de la Torre, extesorero en Morelos. Por algo será.