Opinión

El bono de Enrique Peña


 
 
Terminó el primer semestre de la administración de Enrique Peña Nieto y el país comienza a exigirle más.
 
Las encuestas le dan una calificación aprobatoria para este periodo pero ésta es incluso menor a la que tuvo en el mismo periodo Felipe Calderón, que se jugó su bono en el combate a la delincuencia con los resultados ya sabidos.
 
Nadie le puede escatimar a Peña sus logros en el ámbito político, plasmados en la firma del llamada Pacto por México que permitió el involucramiento de la oposición en la redacción de iniciativas de reformas que el país necesitaba, como la educativa.
 
Pero en el tema de la seguridad y la economía, que son los que más interesan al ciudadano, el gobierno sigue debiendo.
 
Para muchos es prematura evaluar la actuación de un Presidente a un semestre del inicio de su gestión; probablemente tienen razón pero Peña y su gabinete sabían que no tenían tiempo para pagar el costo de aprendizaje considerando la situación del país.
 
El bono democrático de Peña, ese que le dio autoridad y le ganó la simpatía de la población luego de la detención de la líder magisterial Elba Esther Gordillo y de la firma del Pacto, comienza a cascarse.
 
La masa, el pueblo pues, comienza a inquietarse.
 
Información de los ausentes
 
Este medio día el procurador capitalino, Rodolfo Ríos, se reunirá con los padres de los 11 jóvenes desaparecidos para darles un avance de las investigaciones y después las hará públicas en una conferencia de prensa.
 
Hasta el momento persisten las dudas sobre un 'secuestro masivo' pues no hay evidencias de un hecho así ni se ha podido precisar si efectivamente los jóvenes estuvieron en el antro donde se denunció el presunto plagio.
 
Del gobierno del DF aseguran que la investigación ha sido escrupulosa y hoy habrá un avance; no descarte sorpresas.
 
No quieren agandalle
En el jaloneo que traen en la Cámara de Diputados por la designación del consejero electoral faltante, ya los principales partidos definieron su posición: PAN y PRD pretenden llevar hasta octubre la designación y el PRI quiere que se realice lo más pronto posible.
 
Y es que, según panistas y perredistas, el PRI se quiere 'agandallar' la posición considerando que el consejero que renunció, Sergio García Ramírez, no solo llegó al IFE con el apoyo del tricolor sino que fue un militante distinguido.
 
Pero, hasta donde se sabe, de los 5 aspirantes que llegaron a la fase final, es decir, hasta la Mesa Directiva, ninguno tenía un vínculo –al menos ostensible- con el tricolor.
 
El tema será llevado a la Comisión Permanente a quien le corresponderá ordenar la sesión extraordinaria para la elección; de lo contrario, el Trife puede designar al consejero faltante.
 
Poco humo
 
Con eso de que se ha puesto de moda ser ecologista, el director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, también le entró al tema.
 
Pemex ha sido acusada por gobiernos estatales, como el de Tabasco, de ser el principal foco de contaminación de playas y ciudades.
 
Por eso Lozoya dijo ayer que el compromiso de la paraestatal “es reducir al mínimo el impacto ecológico de sus actividades, ya que la sustentabilidad ambiental es prioritaria’’.
 
Lozoya resaltó que Pemex ha reducido de manera significativa la emisión de gases de efecto invernadero y que la empresa ha alcanzado un nivel de aprovechamiento del gas similar al de las mejores prácticas internacionales.
 
A ver si es cierto.