Opinión

El ángel de Aguirre
(y el "fuego amigo")

1
    

    

Ángel Aguirre Rivero gobernador Guerrero CUARTOSCURO

El miércoles el diario La Jornada publicó en su portada un excelente reportaje que documenta la denuncia de la Secretaría de Hacienda a la PGR, desde el 23 de enero de este año, sobre la participación del entonces gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, como cabeza de un grupo delictivo que saqueaba las finanzas de la entidad.

Es tan clara y detallada la información que la Unidad de Inteligencia Financiera le hace llegar a la PGR, y en la que se pide ejercitar acción penal contra el gobernador, que sólo quedan dos preguntas tan grandes como preocupantes:

Una: ¿cuál es el ángel que protege a Aguirre y ha evitado su detención?

Dos: ¿cuándo van a parar la guerra interna en el gabinete presidencial? Y es que esa información sólo pudo haber salido de dos fuentes: de la Secretaría de Hacienda o de la PGR.

Vamos a los hechos narrados por el reportero Gustavo Castillo. Dice que la PGR actuó contra funcionarios y exfuncionarios guerrerenses que participaron en la triangulación de recursos para desviar y robarse 287 millones de pesos. Sin embargo, la Procuraduría General de la República se abstuvo de actuar contra el exgobernador Aguirre, contra quien se solicitaba ejercitar acción penal.

¿Por qué no se detuvo a Aguirre, si era la cabeza de una pirámide delictiva? ¿Se negoció con él? ¿Chantajeó con dar a conocer información delicada? ¿Delicada para quién?

Agrega la nota que la querella de Hacienda contra Aguirre Rivero menciona que de marzo a mayo de 2011, la empresa Comercializadora 2003 S.A. de C.V., destinó 25 por ciento de sus ingresos a personas físicas, “y en específico a Ángel Aguirre Rivero”.

Es decir, las operaciones ilícitas de Ángel Aguirre comenzaron desde que era candidato de la coalición PRD-PT-MC al gobierno del estado, y continuaron hasta octubre de 2014, de acuerdo con el oficio 110/F/B/0096/2015, citado por La Jornada.

Un detalle más. Con base en la información de Hacienda, la PGR aprehendió a Carlos Mateo (hermano de Ángel Aguirre), a su sobrino Luis Ángel y a seis integrantes de la familia Hughes.

Sin embargo, nos dice el periodista Castillo, la Unidad de Inteligencia Financiera menciona en su denuncia a otro hermano de Aguirre Rivero, Floriberto Rafael, y a la cuñada del exgobernador, Ana María Zavala Barros.

¿Cuál fue la razón por la que no se detuvo a quienes Hacienda involucraba en esa triangulación de recursos públicos para las personas morales en cuya cabeza estaba Ángel Aguirre Rivero?

No es poco dinero, sino una suma multimillonaria que fue a dar a las arcas de ese grupo, pues entre enero de 2011 y enero de 2014 “pactaron contratos de obra pública con el estado de Guerrero y recibieron recursos federales y estatales por una suma total de mil 99 millones 310 mil 916 pesos”, dice la UIF.

Después de conocido el expediente de la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda, no parece haber otro camino que la detención del exgobernador de Guerrero. Salvo, claro, que la investigación sea errónea y únicamente se trate de “fuego amigo”, o que el ángel de Aguirre lo vuelva a salvar.

ESTELAS.- Muchas felicidades a todos mis compañeros de Proyecto 40, y en especial a nuestro director Luis Armando Melgar, por el Noveno aniversario del Canal. Enhorabuena.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
Ebrard y Bejarano
El Peña Nieto que todos quieren ver
Preocupación en la Fuerzas Armadas