Opinión

El ajedrez de la reforma de las telecomunicaciones


 
Para entender lo que ha pasado con la reforma de las telecomunicaciones, hay que imaginar un juego de ajedrez.
 
¿Por qué razón el PRI y el gobierno propusieron una reforma de las telecomunicaciones que tiene múltiples ingredientes que fueron cuestionados en el pasado por expertos del propio partido tricolor?
 
¿Por qué razón un amplio grupo del PAN también ha respaldado propuestas que fueron rechazadas cuando estaban en el gobierno?
 
La dinámica política que hoy estamos viendo en el país no podría entenderse si no se le viera como un complejo juego ajedrez, en el que hay varios jugadores moviendo piezas diversas.
 
Veamos cuáles son los diferentes juegos y cuál puede ser su resultado.
 
1) Para el gobierno de Enrique Peña Nieto es vital no sólo que se apruebe la reforma de las telecomunicaciones, sino la energética y la fiscal.
 
Para conseguirlo necesitan tejer una alianza con el PAN y el PRD, o al menos con importantes segmentos de los 2 partidos.
 
Y si, para lograrlo, el gobierno requiere hacer concesiones en temas como el de telecomunicaciones, el pragmatismo político de los operadores de la actual administración condujo a que no tuvieron ninguna duda en hacerlo.
 
La apuesta es que cediendo en telecomunicaciones se logrará tejer la alianza para sacar adelante las otras 2 reformas.
 
2) En el caso del PAN, el apoyo del grupo de Gustavo Madero al Pacto está inscrito en el conflicto interno del partido, que en realidad data desde que el propio Madero le ganó la presidencia a Roberto Gil.
 
El grupo de Madero ha encontrado fortaleza en la negociación con el gobierno y el respaldo a las iniciativas del Pacto por México.
 
El gobierno va a procurar que esta fracción del panismo se mantenga con el control del partido y de las fracciones legislativas, por lo menos hasta que las reformas importantes salgan en el curso de este año.
 
El grupo cercano al expresidente Felipe Calderón va a tratar de -por lo menos- generar un costo político para el PRI y para sus contendientes en el PAN.
 
Eso va a explicar la dinámica que vamos a ver en el Senado en las próximas semanas, cuando se discuta la reforma de las telecomunicaciones.
 
3) En el caso del PRD, hay algo parecido. Es la fracción de los 'chuchos', así como Mancera, quienes se orientan a que salgan propuestas que el PRD empujó desde tiempo atrás en materia de telecomunicaciones. Y no dude que varios de los cambios (no todos) en materia tributaria, que se van a formular en el futuro, tendrán un sello perredista.
 
Mientras tanto, se consolida la fuerza de los 'chuchos' y se encarrila Mancera como un prospecto importante para 2018.
 
4) Las cúpulas empresariales también juegan en este ajedrez. Aunque les da "ñáñaras" (como diría Claudio X. González) el poder que va a tener el Ifetel y no les gustó la parte de la reforma de la Ley de Amparo que eliminó la suspensión en varios temas, en la perspectiva más amplia, les gusta el proyecto de gobierno y la posibilidad de que salgan reformas como fue la educativa, así como la energética.
 
En el caso de la fiscal, seguramente va a haber mucho jaleo, pero van a acabar respaldándola, aunque tengan que pagar más.
 
5) Los senadores del PRI no movieron las piezas para que la reforma en telecomunicaciones saliera fast track, como algunos funcionarios querían, pues pintaron su raya para mostrar que no son oficialía de partes.
 
Sin embargo, luego de las consultas y debates, lo más probable es que la reforma salga así como llegó.
 
Cuando se polarizan y politizan las cosas, como ocurre ahora, la discusión técnica y de fondo, que debiera darse, se va a quedar para un mejor momento.
 
¿Habrá alguna vez ese momento?
 
enrique.quintana@elfinanciero.com.mx