Opinión

El abogado del PRI

1
   

    

Jorge Carlos Ramírez Marín. (Sedatu)

Se llama Jorge Carlos Ramírez Marín. Hasta hace poco fue secretario de Desarrollo, Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) del gobierno de Peña Nieto. Su enlace con el presidente fue su entonces compañero Luis Videgaray, quien se estrenó en la política nacional como diputado de la LXI Legislatura, donde fue presidente de la comisión de Hacienda.

De esa Legislatura Videgaray conformó un equipo de 136 integrantes del PRI y del PVEM que acabaron en algún cargo del gobierno federal, hasta que Ramírez Marín dejó la Sedatu a Jesús Murillo Karam.

En el PRI, Ramírez Marín fue nombrado candidato en el primer lugar de la lista plurinominal de la tercera circunscripción, pero a finales de marzo, repentinamente César Camacho Quiroz, presidente nacional de su partido, llamó para proponerle la representación partidista ante el INE.

Se avecinaba el arranque de campañas y el priismo necesitaba un conocedor de la Constitución y las leyes electorales para enfrentar a la oposición. Ya había mostrado su habilidad en la interpretación de la ley en San Lázaro, donde llevó la voz cantante en esos temas por encima de Francisco Rojas, coordinador del PRI, y hasta acabó como presidente de la Cámara.

Esta vez el exlegislador de Yucatán aceptó ir al INE. Llevaba un spot del PAN fuera de circulación, el de los relojes de dos millones de pesos de Camacho, cuando apareció el del viaje a Londres de Peña Nieto y su comitiva.

La consejería jurídica de la Presidencia, sin embargo, se indignó y de inmediato interpuso una queja que armó con la asesoría de Ramírez Marín, quien acepta, al igual que el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, que el proceso de 2015 será el más complicado de la historia por el asunto de la fiscalización y las nuevas reglas electorales, las candidaturas independientes, el asunto de género, la interacción con las autoridades electorales locales, así como la relación con los medios de comunicación.

En este momento el PRI tiene al abogado más capaz ante el INE que va a meter en aprietos a los de oposición.

LA AMNESIA DE NAVARRETE. Ya no hay sorpresas en el PRD. Decíamos en la entrega antepasada que Los Chuchos temen a la verdad y se negaban a dar a conocer la historia real de cómo llegó José Luis Abarca, integrante de Guerreros Unidos, a la alcaldía de Iguala.

En cuestión de horas el líder nacional del partido, Carlos Navarrete, mostró el cobre.

–¿Cómo va la Comisión Abarca?– preguntó un reportero.
–No lo sé. No los he visto (a los integrantes)– contestó con ese aire de serlo todo, menos presidente del partido.
–¿Cuándo van a dar el informe?
–No sé. No ubico la fecha– insistió para convencer que estaba rebasado en esos asuntos.
–¿Se hará público?
–No está contemplado hacerlo público. Es un informe para el Comité Nacional– dijo, eso sí, con certeza absoluta.

Por supuesto que no lo hará publico. En primer lugar porque la investigación no se ha practicado y segundo porque si se conociera la realidad sus líderes deberían ir a parar a prisión.

Así engaña el partido de ser un órgano político preocupado por la ciudadanía.

10 SEGUNDOS… Después de un chequeo médico habitual, el presidente del Senado, Miguel Barbosa, apareció con un llamado desde Palacio Nacional a fortalecer la unidad en torno a la Constitución.

Twitter: @alexsanchezmx

También te puede interesar:
Apapachan trampas en el PRI
'Los Chuchos' le temen a la verdad
Viacrucis del Migrante