Opinión

El 2017 está por comenzar

30 diciembre 2016 5:0
 
1
 

 

SIBARITA.

Festejos, largos festejos navideños en donde muchos convivimos con la familia e intercambiamos regalos, por sencillos que sean, como un símbolo de unión y de amistad. Un árbol de navidad acompañado en muchos casos por una imagen del niño Jesús, cobija los regalos que recogerá la familia y escuchará los gritos de alegría de los niños que los reciben.

Noche de paz, noche de amor… dice una de las típicas canciones navideñas. Y efectivamente, no hay día más propicio para expresar a nuestros seres queridos nuestro amor y nuestra amistad.

Bellos días para muchas personas, en donde en el centro de su atención se encuentra el amor.

Pero a fuerza de ser sinceros, también están presentes, no pueden dejar de estar presentes, desafortunadamente, las críticas y envidias de los seres humanos.

Lo positivo, sin embargo, en general, es mucho más que lo negativo.

¿Que estos días están impulsados por compras frenéticas que ponen en riesgo, en ocasiones, la estabilidad financiera de los padres de familia? Cierto, siempre ha sido así y creo que seguirá siendo así y la llamada “cruda de enero” seguirá presente. “Pero lo bailado nadie nos los quita” ¡Hay México de mis amores, cuánto te quiero a pesar de tu manifiesta irresponsabilidad durante estos días de fiesta que tan intensamente festejas!

Pero la vida continúa y debemos enfrentar nuestras realidades. ¿Cuáles son nuestro propósitos de año nuevo? No podemos dejar pasar este momento en que, en silencio, nos sumergimos en nuestro interior para reflexionar lo que esperamos del año que va a empezar. Muy válido sin duda, pues nos sirve para trazar una ruta que nos lleve a alcanzar nuestros objetivos. Que la sigamos o no, ya será otra cosa, pero lo cierto es que si no sabemos a donde queremos llegar, difícilmente encontraremos el camino a seguir.

¿Y qué queremos para México en el 2017? Ya lo he expresado en entregas anteriores, por lo que ahora sólo pondré la atención en dos de ellas:

Seguridad para nuestras personas y nuestros bienes, y

Desarrollo económico generador de empleos dignos y oportunidades.


No se trata de buenos deseos, se trata de exigencias que como sociedad organizada debemos hacer a nuestros dirigentes, vigilando, además, su estricto cumplimiento. Aprovechemos las diversas corrientes, muy exitosas algunas de ellas, que ya van por este camino.

El futuro de nuestro querido México debe transitar, cada vez más, por la ruta que trace una sociedad informada y exigente, en vez de por aquel que definan los políticos sin escuchar a la sociedad.

Sin seguridad, el camino se vuelve intransitable y actualmente padecemos un lamentable déficit en esta materia. El sonado caso de Ana Guevara no es sino un botón de muestra.

Y sin un sano desarrollo económico generador de empleos y oportunidades, estaremos inyectando vida a la ya muy desarrollada economía informal y de ahí, a un paso, a la economía criminal, la de los secuestros, del tráfico de drogas, de la prostitución, y de tantas otras cosas que lastiman profundamente a nuestra sociedad.

Estará presente en el 2017 el proceso electoral relacionado con los candidatos a la presidencia de la República. Bienvenida la lucha electoral, pero debemos exigir que en este proceso tome una parte activa la sociedad, prepare los cuestionamientos que desee hacer a los candidatos y exija una respuesta razonada sujeta a debate ¿Cómo hacerlo? Tenemos tiempo para diseñar esta estrategia y ponerla oportunamente en práctica. Queremos que la sociedad se ponga en movimiento.

Mañana será otro día

El autor es presidente de Sociedad en Movimiento.

También te puede interesar:

En busca de la felicidad


La Virgen de Guadalupe

Empresas socialmente responsables