Opinión

Ejemplo Guatemala

 
1
 

 

Monterrey Summit 2014

Hay un amplio consenso de que uno de los temas centrales en el resultado de la elección del domingo 7 de junio fue el hartazgo de la ciudadanía con la corrupción. Los tres principales partidos políticos perdieron votos. Los tres perdieron en las ciudades más importantes del país: DF, Guadalajara y Monterrey.

En ese contexto, Morena, Alfaro y El Bronco, ya electos, han realizado declaraciones duras en contra de la corrupción. Cada uno, a su estilo, afirma que encabezará gobiernos honestos, transparentes y con una puntual rendición de cuentas. En los tres casos, también, existe un fuerte tufo de corrupción en los gobiernos salientes, tanto en las delegaciones que pierde el PRD como en el gobierno estatal de Nuevo León y en la alcaldía de Guadalajara. No cabe duda que la agenda debe ser anticorrupción.

Lo que sucede hace meses en Guatemala en este tema debería ser un ejemplo. La Fiscalía contra la Corrupción ha emprendido la limpieza más fuerte, en la historia de dicho país, en contra de políticos y empresarios corruptos. El asunto parece que llegará incluso a la presidencia de la República. A partir de un movimiento ciudadano y de instituciones que se han fajado con valor, independencia y autonomía, Guatemala parece estar dispuesta a no tolerar, nunca más, actos de corrupción y a no dejar impunes los más recientes.

¿Qué pasaría si El Bronco encuentra culpable a Medina, su papá y los empresarios con los que supuestamente han hecho negocios ilícitos? Lo mismo en caso de las delegaciones que ahora gobernará Morena o si Alfaro en Guadalajara se va contra la administración de Ramiro Hernández. ¿Será que estamos a unos meses de ver a políticos y empresarios procesados y tras las rejas? ¿Será que Morena y Movimiento Ciudadano encabezan la agenda de limpieza que el país reclama? No se trata de que exista una cacería política, sin fundamentos, de presuntas ilegalidades. Sí, en cambio, es necesario que superemos los “pactos de impunidad” que han sido la grasa de los engranes del sistema político que padecemos.

Twitter: @julio_madrazo

También te puede interesar:
¿Y la segunda vuelta?
Votar asqueado
Brasil y China