Opinión

“¡Ehhh, puuuta!”

    
1
   

   

FIFA

Es bien sabido que la palabra 'puta' no es despectiva. En México lo utilizamos para todo, ejemplos hay muchos: “qué puta hambre tengo”, “qué puta flojera”, “¿qué puta cosa quieres?”. Bajo ninguna circunstancia estamos ofendiendo a nadie y ninguna mujer se puede sentir aludida. Es por eso que el público mexicano ha decidido abrazar la tradición del grito homofóbico, pero ahora trasladado al futbol femenil.

Sí, desde la jornada 1 de la naciente Liga Femenil, en varios estadios del país la tribuna grita cada que despeja la portera visitante: “Ehhh, puta”. No significa que la estamos ofendiendo, así hablamos los mexicanos y es un momento lúdico que hace mucho más divertido al deporte.

Los párrafos que acaba de leer son estúpidos de principio a fin. Pero es bajo esa lógica que se ha mantenido el grito homofóbico que tanto daño hace, no sólo al deporte, sino a la sociedad mexicana. Esta 'polémica' ha llegado a las más altas esferas de FIFA, ha sido discutido en foros y todos los entes deportivos han opinado. Hemos tenido voces ignorantes, voces desesperadas, voces prudentes y voces indignadas.

Actualmente, el máximo órgano del futbol ha dictado sanciones, sin embargo, el grito sigue, el público mexicano se ríe, se enorgullece y lo replica en cada despeje. Hoy nos enteramos por distintas crónicas deportivas que ha llegado a la recién creada Liga de Futbol Femenil, que en sus tres primeras jornadas ha tenido un aforo de 71 mil 852 aficionados y en estadios como el Nemesio Díez, el Morelos, en Morelia, o el Nou Camp, en León, el público le ha empezado a gritar a la portera visitante 'puta'.

El portal Futbol Total consignaba así el grito, que incluso se difundió a través de redes sociales: “En el juego entre León y Atlas de la Liga Femenil, se hizo presente el grito de ‘eeeeh put…’ en contra de la arquera rojinegra.

“Aficionadas esmeraldas aparecieron en algunas ocasiones estirando las manos y entonando el llamado 'grito homofóbico' mientras la portera del Atlas realizaba sus saques de meta”, dice la crónica del encuentro.

¿Cuáles serán los argumentos de los defensores del grito? ¿También debe ser tolerado? ¿Vamos a hacer que se normalice? ¿Es gracioso calificar a una mujer que hace su trabajo jugando en la cancha de esa forma? ¿Es un adjetivo coloquial? ¿Todos lo usamos? ¿Arturo Brizio, responsable del arbitraje mexicano, sigue pensando que es una expresión mal interpretada? ¿Es algo que nos representa como mexicanos? ¿Invitaremos a nuestros hijos también a gritarlo?

Las mismas preguntas que nos hacemos con el grito homofóbico se repiten con el calificativo que ahora gritan en los partidos de futbol femenil. Analice sus respuestas, comparta sus dudas y actúe de acuerdo con su criterio. Si a usted le parece normal y que no daña a nadie, vaya y grite puto y puta, nadie lo va a hacer cambiar de opinión, tal vez lo saquen del estadio alguna vez, pero de eso no pasa, regresará y volverá a pensar que es 'gracioso'. Viva en su ignorancia y discrimine.

Si usted piensa que es correcto gritar 'puto', pero es impensable decirle a una mujer 'puta', debo decirle que es un hipócrita y necesita un curso para prevenir la discriminación. Si usted piensa que son condenables ambos gritos, exija mayores castigos por parte de las autoridades y si alguien le pregunta por qué piensa eso prepare buenos argumentos, usted está contribuyendo a tener un mejor país.

Ahora es el momento de parar este 'nuevo' grito, cuando empieza a nacer, no dejemos que se convierta en la firma de una liga que nace y alberga el sueño de cientos de mujeres.

Twitter: @jrisco

También te puede interesar:
La generación voraz
El pastor del odio
¿Indolentes?