Opinión

Efectos del ozono

 
1
 

 

Niño enfermo de asma. (Archivo)


El efecto fisiológico predominante de la exposición de ozono es no poder inhalar a plena capacidad pulmonar. Estudios en EU han demostrado que la exposición al ozono a corto plazo -hasta 8 horas-, provoca disminuciones de la función pulmonar tales como reducciones en el volumen respiratorio, con los síntomas siguientes:

• Tos seca. Carraspeo.
• Flujo nasal continuo.
• Irritación de la garganta. Voz cavernosa. Resequedad.
• Fuerte ardor en los ojos. Escaso lagrimeo.
• Dolor, ardor o malestar en el pecho al aspirar profundamente.
• Opresión en el pecho, sibilancia. Se percibe una especie de silbido.
• Angustia y ansiedad (Consultarlo con un psiquiatra).
• Dolor de cabeza.
• Sensación general de cansancio ligero o fatiga.
• Inflamación de las vías respiratorias con enrojecimiento visible de la vía aérea.

Los efectos son reversibles. La mejora y la recuperación se presentan desde unas pocas horas hasta 48 horas después de una exposición elevada de ozono, si la cantidad de ozono se ha reducido.

Los cambios en la función pulmonar al exponerse una persona a altos niveles de ozono por varios días seguidos y los síntomas respiratorios con una ligera opresión en el pecho son consecuencia inevitable de que las exposiciones frecuentes y prolongadas limitan en forma importante la posibilidad y la capacidad de hacer ejercicio.

Una característica notable a la exposición al ozono es la gran variabilidad que existe entre las personas expuestas. Exposición de 2 horas a 400 partes por billón de ozono (400 ppb es igual a 0.4 ppm), que supone una hora de ejercicio intenso, una persona menos sensible puede no experimentar ningún síntoma ni cambios en la función pulmonar, mientras que otra persona puede sufrir disminución del 50% en la fuerza del volumen espiratorio con tos severa.

Fuente: Googleusercontent

Twitter:@SalvadorGLignan

También te puede interesar:

Daños del azufre a los seres humanos

Agua potable para escuelas

El transporte público, un insulto al pasajero