Opinión

Efecto Trump y sus mecanismos de transmisión

 
1
 

 

Donald Trump. (Reuters)

Hoy se publica la nueva encuesta Citibanamex de Expectativas. No obstante, desde la anterior (22 de noviembre) ya se dibujaban importantes cambios en las perceptivas económicas y financieras para 2017. En ésta ya predominaban recortes a los pronósticos de crecimiento económico, mayor inflación, niveles más depreciados del tipo de cambio y mayores alzas en la tasa de política monetaria. Más aún, la encuesta daba ya cuenta de altos niveles de incertidumbre (dispersión de pronósticos) para una encuesta de noviembre en al menos cuatro años. Lo anterior da pie a explorar la posible causa de los significativos cambios y de la alta incertidumbre: las implicaciones de la nueva administración en Estados Unidos y sus canales de transmisión hacia México.

La verdad es que no hay lineamiento económico formal que pueda llevarnos a explorar las implicaciones de la política económica de la administración del presidente electro Trump. La poca información con la que se cuenta está conformada por los discursos de campaña y algunas declaraciones posteriores a la elección. De aquí quizás la amplia dispersión en los pronósticos económicos para México en 2017. Lo que sí es posible analizar es el mecanismo en que una posible política más proteccionista en los ámbitos comercial, inversión e inmigración podría afectar a las variables locales.

Destaco dos grupos de canales de transmisión: los directos y los indirectos. En el primer grupo destacan al menos seis vías de enlace.

Primero, el canal comercial cuya afectación a la industria local, sus proveedores y a la creación de empleos es directa. Segundo, la influencia de la inversión extranjera directa sobre la formación de empleo y los avances en materia de innovación e investigación y desarrollo. Tercero, el canal turístico cuya afectación es también directa como formador de empleo y estímulo al sector servicios.

Cuarto, las remesas y su potencial para afectar las fuentes de ingresos de los deciles más bajos de la población y el proceso de bancarización. Quinto, la vía impositiva y las implicaciones que podría tener un proceso de 'arbitraje' impositivo en ambos lados de la frontera. Sexto, posiblemente uno de los canales más importantes, la vía de las expectativas y su potencial para llevar a la cancelación o postergación de planes de consumo e inversión a nivel familiar y empresarial.

En cuanto a los canales de afectación indirecta, subrayo cuatro vías. La primera tiene que ver con los efectos que una mayor prima de riesgo pueda tener en los mercados de renta fija, bolsa y tipo de cambio a nivel local. En segundo lugar destacó las decisiones de política monetaria que podrían tomarse en un entorno de volatilidad y su potencial afectación económica y en términos de costos de financiamiento gubernamental.

Un tercer frente son las posibles implicaciones de una política fiscal expansiva en Estados Unidos y su impacto en los mercados financieros locales (destacando la posibilidad de un fortalecimiento generalizado del dólar).

Por último, vale la pena considerar cómo podría impactar la nueva administración en Estados Unidos al propio crecimiento global y las implicaciones que esto último tendría sobre la economía local.

Como puede derivarse, no será sino hasta que exista una mayor granularidad respecto a los principales lineamientos económicos de la nueva administración en Estados Unidos cuando seremos capaces de hacer un mejor cálculo de los efectos a nivel local. Lo anterior teniendo muy en cuenta las vías o canales de afectación arriba descritos. En tanto, creo que la norma seguirá siendo la alta incertidumbre que rodea a los pronósticos, claramente superior a la usual.

El autor es subdirector de análisis de mercados financieros locales en la Dirección de Estudios Económicos de Banamex. Las opiniones expuestas son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la visión de Banamex.

Twitter: @joelvirgen

También te puede interesar:
¿Y las presiones inflacionarias de un peso débil?
Alzas de Banxico, ¿qué hemos aprendido?
¿Por qué Banxico elevaría su tasa esta semana?