Pymes renegadas
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Pymes renegadas

COMPARTIR

···

Pymes renegadas

20/12/2017
1
 

 

Novaptica, entre otros negocios, presta servicios de seguridad privada.
,

Para las Pymes mexicanas la inseguridad es la principal preocupación o molestia cotidiana. La parte del desempeño económico nacional pasa a segundo término y cerca se encuentra el tema de la corrupción.

Platicar con los empresarios de estas unidades económicas permite conocer sus molestias y no sólo sus preocupaciones. Les molesta que el gobierno no haya implementado las políticas públicas o la estrategia o estrategias que ofrecieran como resultado mayor crecimiento y mejor ambiente para hacer negocios.

Y reniegan. No ha sido muy diferente el resultado en los pasados dos sexenios en donde el ritmo de crecimiento apenas y se acerca a 2.5 por ciento de promedio anual. Pocas empresas tienen una actitud proactiva que se distancie de cosechar lo que la autoridad federal sea capaz de hacer. El gobierno no ha dado mejores resultados a lo largo de 18 o más años porque no puede y las empresas sí pueden hacer algo distinto para mejorar sus resultados.

Por ejemplo, no han sido capaces, en su inmensa mayoría, de informarse del entorno y de los cambios que están por aplicarse en materia fiscal. Pregunte a las microempresas y ni idea tienen. Las pequeñas empresas conocen marginalmente la dimensión de los cambios. Las medianas empresas en su mayoría ya saben lo que viene con la famosa versión 3.3 de la factura electrónica que representará para las empresas desinformadas un serio dolor en la parte abdominal baja.

Cierto que el gobierno no ha conseguido mejores niveles de crecimiento nacional o ha podido propiciar un ambiente de paz y seguridad para las unidades económicas a nivel nacional, pero las empresas tampoco han aprovechado sus enormes áreas de oportunidad para mejorar su entorno de negocios. No todo es culpa del gobierno. Muchas empresas han conseguido consolidarse y crecer revisando sus estrategias y aplicando cambios en su forma de funcionar. En estos casos nada ha tenido que hacer o dejado de hacer el gobierno o los gobiernos.

¿Oportunidades hay pocas? Para quien piense lo anterior le recuerdo cifras que fueron publicadas en la edición online la semana anterior. Una tienda de abarrotes en Nuevo León incrementó sus ventas de cinco mil pesos diarios a 20 mil pesos diarios mediante algunas acciones realmente muy sencillas que parten de una estrategia básica y fundamental: escuchar las necesidades de su mercado y eficientar el manejo del inventario y de las compras a proveedores.

Otro caso en otra entidad, también tienda de abarrotes, pasó de tener una venta mensual de 600 mil pesos a dos millones de pesos al mes dándose cuenta de que al ser una tienda de paso de gran cantidad de oficinistas parecía oportuno ofrecer primero fruta y cocteles de fruta y verdura, y posteriormente comida para llevar, comida de una sentada. Comenzó con frijoles y totopos, luego arroz, luego guisados y así, en poco tiempo las ventas incrementaron sustancialmente.

Son áreas de oportunidad. Estas empresas tienen algo en común además de ser tiendas de abarrotes: sus dueños, que no son jovencitos, comprendieron que debían incorporar tecnología en sus negocios y mantenerse informados de los cambios en su entorno. También dispusieron voluntad para escuchar a sus clientes y acercarse a sus no clientes para conocer qué necesitaban y cómo podían ayudarles a satisfacer sus necesidades.

Si queremos que el país cambie debemos considerar un cambio de actitud. No podemos mantenernos en la queja permanente acusando al gobierno federal, a los estatales o municipales por las desgracias que nos acontecen. Es relevante hacer un trabajo de introspección para distinguir en qué podemos mejorar y qué cambios podamos aplicar en nuestra oferta; cómo agregar valor a lo que ofrecemos al mercado y cómo podemos mejorar nuestra forma de operar. Eso corresponde a los empresarios y no a las políticas públicas.

Si en una de esas los gobiernos aciertan con sus estrategias públicas y mejora el entorno, pues ¡qué bueno! Mejorará exponencialmente el negocio.

,

Twitter: @ETORREBLANCAJ

También te puede interesar:
Cambios para pequeñas empresas en 2018
Los 'tamaños' de Enrique
2018, 'Dolores' para las Pyme

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.