La versión de los vencidos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La versión de los vencidos

COMPARTIR

···

La versión de los vencidos

07/01/2019

Se acabó el trabajo para talentosos servidores públicos.

No a todos los funcionarios o servidores públicos en organismos por morir les ha ido igual. Tomemos el caso del Consejo de Promoción Turística México y el de PROMÉXICO.

Los 160 trabajadores del CPTM recibirán liquidación conforme a la ley y con reconocimiento de antigüedad, compromiso que se ha hecho por escrito.

Para los 540 colaboradores de PROMÉXICO no hay un solo renglón en ni un solo papel que hable del asunto de la terminación del Fideicomiso ni certeza de que habrá algún monto "a manera de liquidación". No hay un solo documento que hable de la terminación de contrato o bien de la desaparición del Fideicomiso. Nada. Todo "de oídas".

¿Por qué tratamientos diferenciados en procesos iguales?

Fundamentalmente por tres razones: porque las naturalezas jurídicas de ambos organismos son distintas, porque la familia administrativa a la que reportan también y porque la cabeza de ambos organismos tomaron distintos niveles de compromisos ante el anuncio de terminación del organismo al que encabezaban.

El CPTM tuvo gran suerte que RAQUEL BUENROSTRO , mujer de estrecha confianza del Secretario Urzúa quedara muy gratamente impresionada por el orden con el que se entregó el Consejo, con dinero en Caja, 900 millones de pesos y garantía de que México estará representado en las ferias internacionales de turismo más relevantes del mundo, entre ellas FITUR en enero de este año.

Me señalan que RAQUEL BUENROSTRO, Oficial Mayor de la SHCP, fue especialmente perceptiva a la dinámica de liquidación del personal en el CPTM y comprendió rápidamente que tratándose de una S.A. requerían saldar a la perfección el finiquito del personal salvo que quisieran arrastrar años de litigio con algún extrabajador inconforme.

Si la muerte del CPTM puede ser garantizada hoy en los mejores términos posibles fue porque esta mujer muy cercana a CARLOS URZÚA, fue lo suficientemente inteligente como para comprometer que la liquidación del organismo tendría que iniciar por la pulcritud del proceso que incluye, como se anotó antes, que a la gente se le liquidará reconociéndole la antigüedad.

Hoy personal del CPTM alista la salida, trabajan en sus oficinas afinando entregas mientras que personal de PROMÉXICO no puede entrar a lo que fueran sus oficinas hasta que alguno de las 5 personas que están contratadas en outsourcing como responsables del organismo acepten.

El pasado viernes fue a las oficinas del CPTM su ex director HÉCTOR FLORES SANTANA y luego de firmar procesos de entrega formal pidió autorización a la abogada que quedó al frente del Consejo a pasar a despedirse del personal uno a uno, solicitud que por supuesto le fue aceptada.

Piso por piso y uno por uno Héctor agradeció a los colaboradores su esfuerzo. A los 160 en México y con todos y cada uno de los que estaban o están en el extranjero hubo llamadas y explicación. En noviembre tuvieron tres juntas con TODO el personal y con los ubicados en el extranjero llamadas las necesarias y juntas telefónicas por bloques geográficos.

Los extrabajadores de PROMÉXICO hasta el jueves entrante podrán tener algunos detalles más de su situación laboral. Hasta el jueves porque en esa fecha se tiene contemplada una junta entre algunos trabajadores y las cinco o seis personas contratadas para encabezar el proceso de liquidación entre las que están FAUSTINO CRUZ y FEDERICO VILLALOBOS.

El último, Villalobos, podrá explicar algo a los trabajadores que han sido impedidos a regresar a sus lugares de trabajo ni siquiera para retirar objetos personales.

La complejidad es que en Proméxico hay 236 trabajadores con contratos eventuales, 175 de ellos con plazos sin fecha de terminación y poco más de 60 con tiempos de vigencia de un año.

Los trabajadores se han organizado por tipo de contratos y se coordinan en grupos por WhatsApp. Contemplan una demanda laboral caso por caso aún en el conocimiento de que el actual gobierno federal tiene un super equipo legal con laboristas de especialidad para atender las demandas que sabían iban a llegar.

En el caso de ProMéxico su director General no agradeció a su personal ni les mantuvo al tanto de lo que sabía, según ellos reportan. Se quedarán a esperar a que el SAE les anuncie sus pasos a seguir a pesar de que para el personal en el extranjero, 46 oficinas en 31 países el 20 de diciembre comenzó a correr los 60 días de plazo para presentarse en la CDMX.

Pequeñas diferencias.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.