La pasión de los Mastretta circula sobre ruedas
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La pasión de los Mastretta circula sobre ruedas

COMPARTIR

···

La pasión de los Mastretta circula sobre ruedas

10/09/2018
Actualización 10/09/2018 - 15:44

Los hermanos Mastretta, creadores de un auto deportivo mexicano que provocara el escarnio de un programa británico en la BBC de Londres (Top Gear) y su posterior disculpa (por Richard Hammond), confirman su vocación por la movilidad lanzando un triciclo único en el mundo tanto por sus características tecnológicas como por su precio.

Y mientras el asunto del auto se resuelve en tribunales (una demanda entre socios ha detenido el proceso productivo del auto) ellos llevan prácticamente tres años en la producción de un triciclo eléctrico con la característica de que sus dos ruedas delanteras se inclinan hacia donde la bicicleta esté dando vuelta dando como resultado una mayor seguridad y sobre todo el que el vehículo no pierda velocidad.

Esto le permite, además, agregar elementos que convierten al vehículo en uno de carga pudiendo hacerlo en su parte delantera, trasera e incluso en su parte media. Los frenos, expresamente desarrollados para un vehículo de tres ruedas, son hidráulicos y garantizan un frenado perfecto y sobre todo seguro.

La batería ofrece manejo autónomo hasta por 100 kilómetros lo que implica el menor costo de uso por kilómetro con la característica de que nunca deja de ser una bicicleta... es decir... que siempre necesitará del uso de las piernas para que avance. Este asunto, pudiera parecer estúpido, pero no lo es. Mientras el vehículo requiera del uso de las piernas para avanzar, siempre será considerado una bicicleta (triciclo) y por ende estará exento de exigencias urbanas como el uso de placas de circulación o podrá contar con el derecho a transitar por las ciclovías.

El sistema eléctrico vinculado con el motor es sensible a la necesidad de apoyo del conductor quien con el tipo de pedaleo acaba enviando señales que sugieren mayor apoyo o menos apoyo de la parte eléctrica. Además, el producto ofrece la posibilidad de que el conductor solicite rangos de apoyo de su vehículo.

Pudiera ser que por razones diversas el conductor requiera más o menos apoyo del vehículo. Si fuera así puede solicitar que la máquina genere desde el 20 hasta el 100 por ciento de la potencia que se requiere para que el vehículo avance, aunque SIEMPRE se requerirá que el conductor pedalee. Este sistema, explican los creadores, es único en el mundo.

Los hermanos Mastretta, Daniel y Carlos, creadores de este producto de movilidad manifiestan su pasión por los productos ecológicos y por el tema de la movilidad en las grandes ciudades. Le han ahora invertido ingenio y dejando en claro su pasión en un tema que ha crecido exponencialmente a nivel mundial: en el 2006 se vendieron seis millones de bicicletas eléctricas mientras que en el 2018 se esperan vender poco más de 50 millones. El mundo va para allá; por las tecnologías sustentables, por la cero contaminación.

El vehículo puede iniciar su marcha a una velocidad similar a la que arranca una motocicleta utilizada para fines comerciales. No se enfrentará con éxito a una supermoto de carreras, pero hará muy buen papel en un arranque junto a una motocicleta convencional al menos en los primeros 60 metros, según aseguran los autores.

Con respecto a los triciclos que ya circulan en Europa, que por cierto son sensiblemente más caros que lo que pudiera costar el Mastretta, afirman que tecnológicamente el producto mexicano es mejor y en cuanto a la relación costo-beneficio mucho más económico. El costo por kilómetro recorrido es 10 veces menor que el de su más cercano competidor.

Los herramentales necesarios para la producción ya se tienen y se analiza de qué manera pueden sustituir las importaciones que los vehículos requieren, aunque siempre se requerirán de partes compradas en otras naciones por las ventajas competitivas que ofrece a los productos.

El proyecto fue apoyado financieramente por el Inadem hasta el 20 por ciento del total para conseguir los dos prototipos que hoy existen. Ya se comienza a pensar en la producción en serie. Será efectuada en un taller en el Valle de México y para el 2019 piensan ya en abastecer las que hoy puedan llegar a pedirles. Tienen tres versiones: una Club Sport, una Cargo y una Premier con acabados y algunas partes con marcas de mayor sofisticación. Los costos irán de los 30 a los 45 mil pesos con posibilidades de financiamiento incluidos.

La verdad... está muy muy bonita.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.