Industria del aluminio pugna por el sendero trilateral
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Industria del aluminio pugna por el sendero trilateral

COMPARTIR

···

Industria del aluminio pugna por el sendero trilateral

05/09/2018

A sus 70 años de vida, la Industria del Aluminio en México confía en que las negociaciones del TLC Norteamericano se encaminen hacia un reconocimiento de que la región conformada por Canadá, México y Estados Unidos siempre será mucho más fuerte y recomendable que tres (posibles) entendimientos bilaterales.

Y en el reconocimiento de que Estados Unidos (Trump) está en su derecho de aplicar aranceles con el propósito de apoyar a su industria, anticipan que los efectos que la estrategia de negociación del Presidente de Estados Unidos afectará no solo a su industria, sino fundamentalmente al consumidor de aquella nación vecina.

El Presidente de la Cámara Nacional del Aluminio, CANALUM, RAMÓN BELTRÁN afirma que los representantes de esta industria, tanto de Estados Unidos como de Canadá, y por supuesto la de México analizan toda posibilidad de hacer entrar en razón al Presidente de la Unión Americana.

México depende absolutamente de la importación del aluminio fundamentalmente porque en el país no hay minas de bauxita. México tiene una industria a partir de un segundo nivel que toma la materia prima (100 por ciento importada) para procesarla en diferentes formas hasta llegar a las más comunes que conocemos en el país como es el caso de las ventanas o una lata que contenga refresco.

Pocas personas saben que la industria del aluminio en México es muy generosa en la creación de empleos ya que de manera directa se estima que hay 200 mil trabajos que dependen directamente de la cadena más un millón de empleos indirectos.

Industria fuerte que sostiene un intercambio comercial superior a los 11 mil millones de dólares anuales. Importamos dos toneladas anuales de la materia prima y exportamos 850 mil toneladas cada año. La diferencia es lo que se queda para abastecer el mercado interno.

Las principales fuentes de importación radican en Estados Unidos, China y la India que se juegan el papel de principal como proveedor de México según sea la época que se analice.

Por lo pronto importar aluminio en Estados Unidos representa un problema porque ya un arancel de 10 por ciento pone en serios aprietos los márgenes con los que acostumbra funcionar esta rama empresarial. Un arancel de 25 por ciento es una condena perpetua para los estadounidenses. Ya comienzan a sentirse los efectos nocivos de la medida en Estados Unidos.

En este sentido el líder de la industria aluminera mexicana está muy complacido con la manera en que se ha podido trabajar con el Secretario de Economía que ha sido respetuosa y dispuesta a respetar las recomendaciones de la Cámara.

El aluminio que importa México puede llegar por cualquier aduana pero invariablemente la Secretaría de Hacienda cruza información permanentemente con la Cámara mexicana para detectar irregularidades en proceso de importación y cortarle las vías de acceso al aluminio que pretende ingresar al país de manera fraudulenta.

Para mediados de noviembre, 13 y 14 México desarrollará el FORO MUNDIAL DEL ALUMINIO HACIA LA INNOVACIÓN para comprender no sólo cómo se expresa un metal, que en realidad es muy joven en la economía, sino el papel que pudiera cumplir en la economía global de aquí al año 2050.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.