En Canaco CDMX más cámara que candidatos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

En Canaco CDMX más cámara que candidatos

COMPARTIR

···

En Canaco CDMX más cámara que candidatos

30/05/2018
Actualización 30/05/2018 - 14:59

Mucho pudiera cuestionarse a las cámaras empresariales de su desempeño en favor de sus representados, pero no se les puede regatear lo que bien hacen y la manera en que han involucrado su esfuerzo en beneficio de la sociedad y de sus pares.

Lo lamentable es la mediocridad partidista que no está a la altura de las exigencias de la vida democrática. No cabe duda de que en estas elecciones la Canaco CDMX ha estado muy por encima de los aspirantes a las alcaldías en la capital del país.

En un esfuerzo relevante, la cámara comercial por excelencia en el país ha montado un operativo para convocar a los aspirantes a las alcaldías, hoy delegaciones políticas, a realizar un ejercicio de propuestas para los territorios que aspiran a gobernar.

Es una dinámica que si bien puede ser perfectible, cuida el más menor de los detalles para ejercer la equidad y la seriedad en un ejercicio que se transmite en televisión, vía internet (streaming), durante 17 sesiones los días martes, miércoles y jueves durante casi seis semanas.

El asunto, en términos gruesos, pudiera exigir una inversión superior a 700 mil pesos que han sido puestos en 'charola de plata' para que los distintos aspirantes a las alcaldías de todos los partidos políticos puedan tener equidad de participaciones.

Para sorpresa de este esfuerzo, la poca seriedad (y capacidad) del grueso de los aspirantes se demuestra en un hecho contundente. A pesar de la oportunidad y de la nobleza del ejercicio y de su dinámica, muchos han sido los candidatos que han declinado o simplemente no se han presentado a la oportunidad. De seis posibles los ejercicios más concurridos no han superado los cuatro y ya hubo una de siete dinámicas hasta ahora con solo dos candidatos.

Y la verdad es que es una verdadera falta de respeto al electorado y al esfuerzo de la Canaco CDMX el que los aspirantes no asistan a un foro de propuestas que por cierto procura eliminar la confrontación al que invita la palabra debate, aunque en algunos de los siete ejercicios que se han efectuado -hasta la tarde de ayer- los ánimos se encendieron más allá de lo recomendable.

Diez son los temas ejes: transporte, turismo, protección civil, mejora regulatoria, movilidad, desarrollo urbano, desarrollo económico, seguridad pública, gobernanza y finanzas públicas.

Los aspirantes tienen derecho a cuatro participaciones a partir de las cuatro papeletas que obtienen de una pequeña urna. A cada tema pueden corresponder diversas preguntas de las que contestan una en especial tomada también de esa urna. Una quinta participación deriva de las preguntas de personas que pueden presenciar el ejercicio del streaming que se efectúa y permite al electorado participar de la dinámica. Una sexta participación está representada por un mensaje final al electorado. En total cada quien participaría un total ligeramente menor a los 20 minutos.

Los participantes vía remota están cerca de los tres mil promedio. El ejercicio, cerrado al público, permite el ingreso de un par de personas acompañando a los candidatos.

La preocupación de la Canaco CDMX por informar al electorado tiene no menos de cinco periodos electorales pero desde 2017 se ejerció la transmisión en vivo vía streaming.

El año pasado se hizo a una sola cámara de televisión pero ahora se hizo a tres cámaras. Es una producción digna y profesional que corresponde a una cámara con 145 años de historia.

Queda en muy buen lugar el ejercicio como referente de lo que se puede hacer para acercar al electorado a un ejercicio de sufragio serio y ajustado a la información que un ciudadano requiere para ejercer su voto en conciencia y debidamente informado.

Quedan muy atrás los partidos políticos y sus representantes en este proceso. A la Canaco CDMX un diez y a los 'políticos' aspirantes una tarjeta amarilla sobre todo a quienes dejan sin aprovechar una plataforma que bien pudiera aportar diversas innovaciones a los 'debates' de los aspirantes a la presidencia que han dado tanto de qué hablar y espacios a insultos y superficialidades.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.