Bambú para generar electricidad
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Bambú para generar electricidad

COMPARTIR

···

Bambú para generar electricidad

02/12/2018

Recuperar la autosuficiencia en materia energética no puede plantearse solo a partir de los combustibles fósiles. Una política integral no puede dar la espalda a ninguna alternativa máxime si ésta plantea mejores costos de producción, bondades energéticas, sustentabilidad a toda prueba y visión de largo plazo con inversiones poco importantes en relación a otras opciones.

Pero México está muy atrasado en la materia. Vamos a ver si AMLO imprime voluntades que administraciones anteriores no mostraron. Si fuera así muchas comunidades donde la abundancia no ha pasado pudieran mejorar sus niveles de vida e incorporarse como proveedores en la producción de "la luz".

Al menos a eso le apuestan un conjunto experimentado de empresarios en el terreno agropecuario en un proyecto que tiene la generación de energía eléctrica en el eje mediante el uso del bambú.

Este proyecto, presentado a la gubernatura de Campeche, recibió inicialmente todo el apoyo hasta que este activo se le acabó al ejecutivo estatal. No obstante el PLAN DE NEGOCIOS fue realizado demostrando la absoluta viabilidad técnica y económica del proyecto. Antes el gobierno de esa entidad le iba a meter ganas al proyecto pero las ganas se le esfumaron.

El asunto es novedoso en México pero no en otras partes del mundo. Causó furor en Valencia, España, cuando, en 2012 se inició el primer bosque de Bambú con varias vertientes de negocios: para abastecer a la industria de la construcción, para la industria textil y para la cosmética pero principalmente para generar energía eléctrica.

En México, seis años más tarde pero por ocasión primera en nuestra nación empresarios proyectan un reto que generaría 50 megawatts mediante el uso de la biomasa derivada de la combustión de bambú sembrado sobre una superficie de 6 mil hectáreas en el estado de, como apuntamos antes, Campeche.

El proyecto, que requiere un impulso de capital de 100 mdd pudiera generar los primeros beneficios en dos años tan solo en la posibilidad de hacer el primer corte de una de las mil 250 variedades de bambú de que se disponen en el mundo. La determinación de la especie de bambú elegida y las especificaciones técnicas que corren de la mano con el especialista más destacado a nivel mundial en el complejo y muy diverso mundo del bambú: HORMILSON CRUZ, colombiano residente en nuestro país la mayor parte del tiempo.

El potencial de la biomasa del bambú es enorme ya que una sola vara del vegetal es capaz de generar la energía necesaria para atender las necesidades de un hogar rural durante un mes entero.

Además de que su potencial calórico es mayor a otras alternativas, el proceso de combustión produce gases que son útiles y que justifican el asegurar que el proyecto es de "a dos por uno".

El asunto ya se ejerce en otras naciones comenzando con varios países asiáticos así como la India, Ghana, Argentina, Brasil y Etiopía. El proyecto que pretende establecerse en Campeche pudiera tener una vida asegurada de al menos 50 años antes de que se demandara de nuevas inversiones importantes.

Un cultivo de la naturaleza que pretende la empresa BAMBOOMAS pudiera ofrecer una cosecha de al menos 40 toneladas por hectárea anualmente.

Al frente de este proyecto están JOAQUÍN PIÑA, ALEJANDRO SALDIVAR, CARLOS ESTOPIER Y JUAN LUDLOW.

El modelo, comprobado en su eficiencia, pudiera ser replicado en otras entidades, varias de ellas, en beneficio de inversiones privadas, coinversiones o empresas de índole social. El bambú puede ser aprovechado en varios usos no solo en la generación de energía eléctrica.

Insisto en que esto YA ES POSIBLE en otras naciones pero en México esos proyectos no se dan a menos que las voluntades de hacerlas sean más grandes que la corrupción que siempre acompaña a esta naturaleza de empresas.

Ahora bien... si no habrá corrupción en la administración federal que recién arranca... vamos a ver si esa perniciosa actitud a la que le ha abierto la puerta el neoliberalismo (¿?) se erradica en el país en beneficio que este tipo de proyectos prosperen.

En México proyectos hay, talento sobra pero las voluntades políticas para ejercer proyectos innovadores en ocasiones es un activo que escasea.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.