Opinión

Ebrard y Bejarano

1
     

   

Marcelo Ebrard y René Bejarano (Archivo/Cuartoscuro)

Las dos piedras en el zapato de Mancera, Ebrard y el experto en fuego amigo, René Bejarano, no estarán en la Cámara de Diputado por el PRD.

Para el PRD fue sacudirse a dos candidatos tocados por el escándalo y las sospechas de corrupción, y se vacunó ante lo que pueda venir.

Si López Obrador se los quiere llevar a Morena, que lo haga con todo y sus maletines, ligas, el desastre multimillonario de la Línea 12, y el hermano con cuentas en Suiza.

Los perredistas habían entendido mal el problema de la Línea 12, donde se malgastaron 47 mil millones de pesos en la peor obra urbana que se recuerde en México.

Ni el PRI ni Los Pinos tienen vela en ese entierro.

El problema era y es entre Mancera y Ebrard.

Fue Mancera el que cerró estaciones de la Línea 12. Y no lo hizo por gusto, sino porque ahí iba a ocurrir un accidente fatal por el desgaste ondulatorio de las vías, mal trazadas, con trenes distintos a los que se requieren, adquiridos mediante adjudicación directa.

Ebrard primero acusó a Mancera de orquestar una campaña en su contra. Luego cambió de frecuencia y se puso en sintonía con el PRD para acusar a Los Pinos de fraguar un ataque a su reputación por la Línea 12 de Metro.

Pero en Los Pinos no ordenaron parar la 'Línea Dorada'. Fue Mancera. Y el jefe de Gobierno ha debido explicar por qué lo hizo, lo que molestó a Ebrard y amagó con irse a otro partido.

Después de la negativa perredista a dar una curul a Ebrard, las críticas a ese partido vienen desde el flanco de Morena, que quiere llevarse a Ebrard.

Lo ponen como una víctima de Peña Nieto por la Línea 12, lo cual es absurdo, y un ardid para lavarle la cara y hacerlo candidato bajo sus siglas.

Ponerlo como una víctima de Peña Nieto da más prestigio que ser lo que realmente es: un exfuncionario que hizo mal manejo del dinero de los capitalinos, e investigado por el gobierno de izquierda que encabeza Miguel Ángel Mancera.

Afortunadamente el PRD rectificó a tiempo, y desistió de la idea de darle fuero a Ebrard luego del fiasco de Línea 12 y protegerlo contra cualquier posible investigación.

Haber cobijado a Ebrard con el fuero parlamentario era darle un golpe a quien investiga su gestión en lo referente a la 'Línea Dorada', es decir, a Mancera.

Vamos a ver ahora si algún otro partido le lanza el salvavidas a Ebrard y le ofrece una diputación plurinominal.

Sería paradójico que Morena, el partido que dice representar a los pobres, le dé una diputación al exjefe de gobierno que dejó sin locomoción a cientos de miles de capitalinos de escasos recursos, y cuyo hermano atesora cuentas en dólares en Suiza.

De Bejarano parece no haber mayor discusión. Maltratado y todo, su partido sigue estando en el poder en el Distrito Federal. Y del poder no se va a salir para irse a la oposición en una ciudad como el Distrito Federal, donde tiene una clientela llena de intereses.

Bejarano no se va a ir. Una diputación no vale miles de taxis piratas y decenas de miles de vendedores ambulantes.

Ebrard sí. Le urgen tribuna, fuero, y hacerse pasar por víctima de Peña Nieto.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
El Peña Nieto que muchos quieren ver
Preocupación en las Fuerzas Armadas
¿Qué le celebra el PRD a Camacho?