Opinión

Dos dinámicas

1
    

     

Implementar  las reformas generarían condiciones favorables de inversión

Las quejas acerca del crecimiento económico son frecuentes en México. Y con razón, porque nos movemos más o menos al ritmo promedio mundial, que no es gran cosa. Sin embargo, esto de los promedios siempre oscurece mucho, y en el caso de México, no nos permite ver dinámicas muy diferentes al interior del país.

Esto se complica más porque no tenemos mucha información del PIB estatal. A partir de 1993 Inegi ya publica datos anuales, y más recientemente una serie trimestral de actividad económica. Antes de eso, tenemos cuatro puntos, estimados para 1970, 1975, 1980 y 1985. No son estrictamente comparables las series, pero creo que nos pueden dar una idea general de lo que pasa al interior del país en cuestión de crecimiento.

Lo que hice para que sea menos complicada la comparación es ver el tamaño de cada entidad en relación con el total del país, en el periodo 1970-1985, que ocurre antes de los cambios, y en los últimos diez años 2004-2013. Así, una entidad que ha crecido en relación con el total nacional tiene un crecimiento mayor al del país, y al revés si ha perdido tamaño. Al usar esta información, no considero los movimientos de migración interna, que suelen responder precisamente al mayor crecimiento económico. Así, entidades como Baja California o Quintana Roo, que han tenido periodos de crecimiento importantes, atraen a muchas personas, y el crecimiento medido per cápita se desploma. Así, sólo como referencia, le comento que el crecimiento por habitante en México de 1970 a la fecha es de 1.5 por ciento anual promedio.

Visto así, la entidad que más ha perdido es el DF, que representaba 25 por ciento del PIB nacional antes de 1985 y ahora apenas 17 por ciento. Su crecimiento es de casi -1.0 por ciento anual. Pierden cerca de medio punto al año Nayarit, Guerrero y Chiapas, y un tercio de punto Veracruz, Estado de México y Durango. Con contracciones menores, pero siempre por debajo del promedio nacional: Jalisco, Chihuahua, Sinaloa, Michoacán, Zacatecas y Puebla. Sonora y Oaxaca no se mueven.

Crece muy poco Morelos, pero por encima del promedio nacional, y un poco más Tamaulipas e Hidalgo. Con un tercio de punto anual por encima del ritmo del país están Tlaxcala y Coahuila, y un poco más rápido Colima, Nuevo León, Guanajuato, Yucatán y San Luis Potosí.

Los estados que crecen más son Baja California (0.5 por ciento), Tabasco (0.7 por ciento), Aguascalientes (1.3 por ciento), Baja California Sur (1.5 por ciento), Querétaro (1.5 por ciento), Quintana Roo (3.3 por ciento) y Campeche (3.7 por ciento). Dos de ellos por el petróleo (Tabasco y Campeche) y por lo mismo han visto pasar sus mejores años. Otros dos por turismo (Baja California Sur y Q. Roo), y los otros tres por manufacturas.

Note usted que con excepción de los estados petroleros, los que crecen son todos del centro-norte del país. Al norte del DF, digamos como referencia (recuerde que la península de Yucatán está al norte del DF en su mayor parte). El sur del país, incluyendo al DF, ha perdido durante los últimos 30 años. Y aunque en el norte hay más crecimiento, no ocurre en todas las entidades: toda la costa del Pacífico crece menos que el promedio, desde Michoacán hasta Sonora, y el estancamiento se extiende a Chihuahua, Durango y Zacatecas.

Así que si bien el crecimiento nacional es escaso, además no se ha distribuido igual durante estos casi 45 años.

Twitter: @macariomx

También te puede interesar:
Gastan más
Fuerte sesgo
La antidemocracia de los 'spots'