JJ Rendón viola la Constitución y la Ley Electoral
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

JJ Rendón viola la Constitución y la Ley Electoral

COMPARTIR

···
Opinión

JJ Rendón viola la Constitución y la Ley Electoral

17/01/2018
1
 

 

jj reldon
,

En los últimos días el aspirante presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, acusó al publicista de origen venezolano JJ Rendón de ser el artífice de la reciente campaña de 'guerra sucia' en las redes sociales, que copia los mismos mensajes de miedo que se divulgaron en 2006 a través de los medios masivos: que López Obrador es “un peligro”; que Venezuela está detrás de su campaña; que Rusia lo apoya, en fin, que es el demonio.

“Yo espero que quienes contrataron a este señor expliquen cuál es su estrategia, que se transparente este asunto; que los partidos, el PRI y el PAN, aclaren si lo contrataron”, dijo López Obrador, y pidió que el Instituto Nacional Electoral investigue este asunto.

Los primeros en ponerse el saco fueron los dirigentes priistas, pero no se pusieron de acuerdo en la réplica. Mientras el presidente nacional del tricolor, Enrique Ochoa, negó que su partido haya contratado a Rendón, el aspirante presidencial priista, José Antonio Meade, respondió: “No, que yo sepa”. ¿Y si no lo sabe?

Rendón no es un publicista común y corriente. Es un sembrador de odio y de polarización social, porque para eso lo contratan. No busca asesorar de manera legal sino ensuciar de manera ilegítima una contienda electoral. Y se vale de todo: de mentiras, aspiraciones falsas, promoción del odio y del miedo, pago a comunicadores y medios para seguir su línea de argumentación.

Es narcisista, como todo protofascista, y promueve su imagen como si él fuera una 'marca'. Su retrato apareció en la revista Líderes con una declaración provocadora: “Haré todo lo que esté a mi alcance dentro de la ley, para que AMLO no llegue a la presidencia”.

Después se presentó a sí mismo como víctima en las redes sociales. Escribió en un tuit que “los ataques que he recibido en mis redes sociales desde México durante las últimas horas, sólo demuestran la intolerancia, odio, racismo, visceralidad e irracionalidad que Morena promueve en la política. Verifiquen… Hasta amenazas de muerte. Prueban mi punto! México es mejor que eso!”

Por supuesto, nunca probó que haya recibido amenazas de muerte y tampoco emitió la más elemental autocrítica: si él se dedica a advertir que evitará el triunfo del candidato de Morena, ¿acaso esperaba que lo aplaudieran?

¿Por qué permitimos que un mercader venezolano viole abiertamente lo estipulado en el artículo 33 constitucional: “Los extranjeros no podrán de ninguna manera inmiscuirse en los asuntos políticos del país” ¿Acaso declarar que hará “todo lo posible” para frenar el avance de un candidato presidencial, no representa inmiscuirse en los asuntos políticos mexicanos?

La Secretaría de Relaciones Exteriores, al frente del señor Luis Videgaray, debería plantearle una advertencia al señor Rendón o simplemente expulsarlo del país. Ya sabemos que Videgaray fue quien trajo al entonces candidato presidencial republicano Donald Trump, permitiendo que el actual jefe de la Casa Blanca también viole abiertamente el artículo 33 constitucional.

JJ Rendón tiene un amplio historial como sembrador de odios y tempestades. Presume en su currículum tener una trayectoria de 25 años y de haber participado en al menos 28 campañas presidenciales de América Latina, entre las que incluye a Juan Orlando Hernández, de Honduras; Porfirio Lobo y Juan Manuel Santos, de Colombia, y se presenta como “asesor de estrategia política” de Enrique Peña Nieto en la campaña de 2012.

En su propia página de internet se autodescribe como “gurú” de la estrategia política en América Latina y como el consultor “mejor pagado, más reconocido, más temido, más atacado, pero también el más solicitado y eficiente”. Incluso, se considera a sí mismo como “uno de los tres mejores del mundo”.

Ya sabemos que los megalómanos lo que siempre buscan es la violencia. Sobre todo, la violencia verbal y simbólica porque esto les permite polarizar y manipular las emociones de los votantes.

Desde la reforma electoral de 2007-2008 las campañas de 'guerra sucia' están prohibidas en nuestra legislación. Si en 2018 el PRI o cualquier otra institución u organismo quiere darle la vuelta a esta prohibición para sembrar el odio en las redes sociales, estaremos muy atentos no sólo para denunciarlo, sino para pedir su expulsión de la contienda.

Es al árbitro electoral al que le corresponde poner un alto a esta abierta intervención.

Twitter: @Dolores_PL

También te puede interesar:
¿Elecciones bajo fuego?
La Ley de Seguridad Interior, inconstitucional
Ley de Seguridad Interior, claudicación del Estado

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.