Opinión

Doctor Mancera, desclasifique obras
de AMLO

1
   

    

AMLO. (illustración)

Ahora que vuelven a salir a la luz pública turbiedades de López Obrador en la asignación de contratos cuando estuvo al frente del Gobierno del Distrito Federal, apremia conocer todo lo referente a la construcción de vialidades elevadas durante su administración.

¿Por qué tienen que seguir clasificados como secretos sus contratos y adquisiciones?

El jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera tiene un compromiso con la transparencia que debe cumplir: desclasificar las cuentas de los segundos pisos de AMLO.

Esto viene al caso porque hace unos días López Obrador trató de ser burlón con el actual jefe de Gobierno por haber otorgado a la empresa Autotraffic la concesión para aplicar las fotomultas de acuerdo con el nuevo Reglamento de Tránsito de la capital del país. Sugirió corrupción en el trato del GDF y Autotraffic.

Pues bien, como se lo demostró el diario Reforma, el primero en contratar a Autotraffic fue él, López Obrador, que le adquirió, sin mediar concurso público de por medio, los primeros doce radares que miden la velocidad de los vehículos en el DF.

¿Qué le sabe AMLO a Autotraffic? ¿Por qué le entregó ese contrato de multas por exceso de velocidad, sin licitación de por medio?

El contrato fue por encima de los diez millones de pesos de aquel entonces, y el equipo de AMLO lo mantuvo en reserva. Ahora que Mancera contrata a la misma empresa para realizar idéntica labor, AMLO le pregunta públicamente, con la simpatía que le caracteriza: “¿De quen chon las empresas concesionarias de multas fantasmas en el DF?

Son los mismos que él favoreció con adjudicación de contratos de manera directa, para monitorear y multar el exceso de velocidad.

Basta de jueguitos, los capitalinos necesitamos conocer los pormenores de los contratos que el gobierno de López Obrador asignó para la construcción del distribuidor vial de San Antonio, los segundos pisos de Periférico y los puentes de Los Poetas.

¿En cuánto se pagaron los materiales?

¿Qué materiales son? ¿Su calidad corresponde a lo pagado?

Varilla, cemento, maquinaria, renta de equipos y los contratos para la construcción de esas obras, están protegidos por doce años de secrecía.

¿Por qué los escondió AMLO?

¿Por qué esa información fue clasificada como confidencial?

¿De qué no nos debemos enterar los capitalinos?

¿Cuál era el motivo de “seguridad nacional” para las asignaciones directas y ocultar información por doce años?

Ya, señor jefe de Gobierno, no hay motivo para que no conozcamos el detalle de los montos pagados y a quién se le pagaron esas obras.

Hay que desclasificar esa información ahora, completa, porque en caso de hacerlo más adelante se va a empalmar con las elecciones presidenciales.

No hay que dar pretextos para que se diga que existe sesgo electoral al dar a conocer los contratos y detalles que están ocultos en el Fideicomiso para el Mejoramiento de las Vías de Comunicación (Fimevic).

Ahí hay gato encerrado.

Twitter: @PabloHiriarti

También te puede interesar:
PRD pierde el registro en Colima
Ya cayó 'Sergio, el bailaor' (Moreira)
Barraza, un candidatazo para Chihuahua