Opinión

Disonancias de la carrera

   
1
  

  

Encuesta combinada Aguascalientes Quintana Roo

Los resultados de encuestas sobre preferencias electorales rumbo a 2018 pueden causar algunas disonancias. Es el caso de la encuesta nacional sobre presidenciables que publicó EL FINANCIERO el pasado lunes. El estudio reporta la siguiente intención de voto efectiva para los partidos políticos: PRI 30 por ciento, PAN 26 por ciento, Morena 16 por ciento y PRD 9.0 por ciento.

Me resultó muy interesante leer en Twitter comentarios de que la encuesta no refleja la realidad. “No conozco a nadie” en mi círculo o redes sociales que vote por ese partido, se dijo de una forma u otra en varios tuits. Esta “falacia muestral”, por llamarla de alguna manera, refleja muy bien que, para la mayoría de nosotros, resulta difícil inferir fielmente la distribución nacional de preferencias a partir de lo que vemos o escuchamos en nuestro círculo cercano. Por ello las encuestas juegan un valioso papel al proveernos esa información.

Ilustremos algunas diferencias entre lo que opina el electorado nacional y lo que opinan ciertos subgrupos de la población, con base en los propios datos de la encuesta nacional de EL FINANCIERO.

Consideremos diferencias en niveles de escolaridad. Según la encuesta, así luce la intención de voto entre los mexicanos que tienen un nivel de educación básica (primaria, secundaria) o sin estudios: PRI 35 por ciento, PAN 24 por ciento, Morena 14 por ciento y PRD 11 por ciento. La brecha a favor del PRI se abre de cuatro puntos entre el electorado general a 11 puntos entre este segmento de baja escolaridad.


Consideremos ahora el segmento de alta escolaridad, es decir, quienes tienen estudios universitarios. Así luce la intención de voto en ese segmento: PRI 17 por ciento, PAN 24 por ciento, Morena 21 por ciento y PRD 6.0 por ciento. La ventaja del PRI se esfuma y el PAN contiende contra Morena por el primer lugar. Un escenario completamente diferente al anterior. A esto hay que añadir que el segmento de escolaridad baja representa poco más de 60 por ciento del electorado nacional mientras que el de escolaridad alta no pasa
de 20 por ciento.

Veamos ahora la distribución de preferencias según el uso de redes sociales. Entre usuarios de Facebook, que son, según la encuesta, aproximadamente 46 por ciento de la población adulta, la intención de voto luce así: PRI 24 por ciento, PAN 2 por ciento, Morena 19 por ciento y PRD 7.0 por ciento. Hay un empate estadístico entre PAN y PRI por el primer lugar. Por su relevancia, me permito incluir la preferencia por la opción independiente aquí, que llega a 12 por ciento (comparada con 7.0 por ciento entre todo el electorado).

Entre los usuarios de Twitter, que representan 13 por ciento del electorado nacional, según estima el sondeo, la intención de voto es: PRI 19 por ciento, PAN 27 por ciento, Morena 25 por ciento, PRD 9.0 por ciento, independiente 12 por ciento. En ese segmento el PRI está en tercero, mientras que PAN y Morena disputan el primer lugar, con una ligera ventaja blanquiazul. No es de extrañar que, dado el rezago del PRI en el universo Twitter, los usuarios de esa plataforma tengan disonancias con los resultados de la encuesta nacional.

Finalmente, entre mexicanos que tienen un smartphone, las preferencias electorales se distribuyen de la siguiente manera: PRI 20 por ciento, PAN 28 por ciento, Morena 22 por ciento, PRD 6.0 por ciento, independiente 15 por ciento. Este es el segmento que resulta más favorable al PAN y a la opción independiente de todos los que hemos mencionado. Quienes tienen un smartphone representan 29 por ciento del electorado nacional, según la encuesta, y ese segmento tiende a ser de mayor nivel socioeconómico, más joven y con mayor escolaridad que el promedio nacional, por mucho.

Así pues, antes de rechazar los resultados de una encuesta porque los no reflejan la opinión mayoritaria entre su círculo cercano, piense en estas interesantes diferencias de opinión. Esto nos puede ayudar a conocer mejor la gran diversidad de opiniones en distintos subgrupos sociales, mientras que a los partidos y candidatos les puede ayudar a diseñar mejores estrategias de comunicación.

Twitter: @almorenoal

También te puede interesar:
Votantes mexiquenses
Absoluciones políticas
Crisis de encuestas

Prefieren al PAN usuarios de celulares inteligentes; Morena y PRI, empatados en segundo