Opinión

Diputados recelan de reforma financiera


 
 
Pese a los muchos beneficios con los que se le ha promovido, la reforma al sistema financiero no tendrá un tránsito fácil por el Congreso, sobre todo por la Cámara de origen, que es la de los diputados.
 
La semana pasada se trazó la ruta crítica que seguirá la discusión de la iniciativa; en los próximos días se conocerá la calendarización de foros y otros escenarios a los que acudirán especialistas en la materia para asesorar a los diputados.
 
Y aunque legisladores reconocen bien a bien que, dada la complejidad del tema es arriesgado afirmar que 'ya la leyeron', han comenzado a emitir declaraciones en contra de medidas que buscan flexibilizar las condiciones para que los bancos y otras empresas que ofrecen créditos puedan ejecutar en menos de una semana las garantías.
 
Ayer, Manlio Fabio Beltrones sugirió un periodo extraordinario para votar esta ley, pero nada garantiza que la discusión sea breve y quizá se tenga que esperar hasta septiembre para dictaminarla y votarla.
 
El GDF, acosado por demandas laborales
 
Pues resulta que el secretario de Gobierno del DF, Héctor Serrano Cortés, a quien el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje ordenó detener 36 horas por desacato, tiene otros asuntos pendientes de la misma naturaleza.
 
Serrano se había negado a pagar 2 millones 25,000 pesos a un extrabajador del gobierno del DF que demandó al gobierno local por despido injustificado; ganó el pleito, que duró varios años, y el Tribunal ordenó el pago que Serrano se había negado a cumplir.
 
Hasta que fue advertido de la sentencia en su contra.
 
El problema es que el gobierno del Distrito Federal enfrenta más de 1,000 controversias de naturaleza laboral que podría causar al erario local un quebranto por más de 300 millones de pesos.
 
Pero el asunto más caliente que tiene Serrano en las manos es la denuncia de Carlos Alejandro Dávila, secretario del Sindicato de Servidores Públicos de la Ciudad de México, que fue reconocido por las autoridades laborales y que sin embargo no ha recibido el traspaso de las cuotas sindicales que debe ordenar precisamente Serrano Cortés.
 
Dávila denunció que Serrano continúa negándose a ejecutar los acuerdos plenarios emitidos por el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje del 2 de diciembre de 2008, del 10 de noviembre de 2009, del 12 de mayo y del 27 de septiembre de 2011, así como del 30 de octubre de 2012, en los cuales se ordena al jefe de Gobierno del DF el descuento de las cuotas sindicales en nómina y su entrega al Sindicato de Servidores Públicos de la Ciudad de México.
 
A ver si no hay otra orden de arresto en puerta.
 
6 días y contando...
 
El próximo viernes 31 vence el emplazamiento a huelga que los sobrecargos de Aeroméxico interpusieron en contra de la empresa en demanda del contrato colectivo de trabajo.
 
No hay acercamientos en las posiciones.
 
La empresa acusa a la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) de intransigencia y de querer elevar en 180% el costo del contrato; por ello, interpuso ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje una demanda de conflicto colectivo de naturaleza económica con la que busca, si gana, anular el actual contrato y obligar a los sobrecargos a firmar otro menos costoso.
 
El líder de la ASSA, Francisco Villarreal, asegura que la empresa quiere reducir en 80 % el contrato colectivo y que eso es 'inaceptable'.
 
Lo cierto es que una eventual huelga en Aeroméxico sería de consecuencias catastróficas para la economía del país.
 
¿Y las secretarías del Trabajo y de Comunicaciones? Bien, gracias.