Opinión

Diputados darán "fast track" a telecomunicaciones

Aprobadas por el Senado de la República, las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones serán analizadas -es un decir- y votadas -otro-, en la Cámara de Diputados a partir de hoy.

El periodo extraordinario para su votación en el pleno se realizará mañana martes y, salvo que hoy ocurriera una contingencia política, la indicación es que el documento sea aprobado en sus términos.

Es decir, como se recibió de la Cámara de Senadores, sin cambiarle un acento o coma.

No se trata simplemente de “economía parlamentaria’’, sino del hecho de que los negociadores del PAN y del PRI en San Lázaro participaron activamente de las deliberaciones de las leyes en materia de telecomunicaciones.

Como se dice, “trabajaron en conferencia’’, como se está haciendo ahora mismo con la legislación secundaria en materia energética.

Así que no espere cambios ni quizá un gran debate; en el PAN se tienen garantizados los votos requeridos en apoyo al dictamen en sus términos y en el PRD, cuyos senadores votaron en bloque en contra del documento -a pesar de que presuntamente se les había dejado en libertad para votar “en conciencia’’-, todavía no se ponen de acuerdo en el sentido grupal del voto en San Lázaro.

Lo que es cierto, es que una cosa es el Senado y otra muy distinta la Cámara de Diputados, en materia de negociaciones.

Por lo tanto, pues, no espere cambios al documento que ya conoce.

* * * *
Por cierto, en adelanto a la discusión que se avecina, el coordinador de los diputados del PRI, Manlio Fabio Beltrones, aseguró que lo más loable de esta reforma constitucional es que trae consigo “enormes beneficios a la gente y uno de ellos es la eliminación de los costos de larga distancia, además de establecer nuevas reglas para el servicio de roaming, con lo que los usuarios estaremos comunicados al menor precio y en cualquier parte del país, con independencia del proveedor del servicio móvil’’.

Ya se verá diputado, ya se verá.

* * * *
Los presidentes del PRD y el PAN, Jesús Zambrano y Gustavo Madero, denunciaron un “cochinero’’ en las elecciones locales realizadas ayer en Nayarit.

Ambos dirigentes partidistas señalaron directamente al gobernador Roberto Sandoval como el principal responsable de las anomalías que hubo en el proceso, que desde luego tendrá que acreditar y comprobar.
El gobernador, por su parte, nomás los tiró de a locos, como suele hacer con todos quienes lo cuestionan.

A ver qué hace el INE con estas denuncias y a ver cómo es que la oposición se une para presionar no que el PRI, sino que el gobierno les haga caso.

Porque de eso se trata.