Opinión

Dios nos libre de Donald Trump

 
1
 

 

Hillary Clinton y Donald Trump se despiden tras el debate de este lunes. (AP)

¡Donald Trump, una amenaza para el mundo y para México en particular!

Pero empecemos por algo que me llamó profundamente la atención y me dio envidia: Debate, un verdadero debate, entre los dos candidatos a la Presidencia de los EU, debate en el que se dieron “hasta con la cubeta”. Lo contrasté con los de nuestro país y me pregunté ¿Por qué no exigimos como sociedad que nuestros candidatos verdaderamente debatan sus propuestas en vez de, como suele suceder, solamente exponerlas? Ahí tienen el ejemplo ¡cópienlo! Sí señores, se trata de un debate, y no de la fría exposición de propuestas sin réplica a fondo. Dejo abierta la pregunta para el 2018.

México fue un gran perdedor en el debate, particularmente de manos de Trump , quien, entre otras cosas, insiste en su proyecto líder de construir un muro en la frontera con México (que sería pagado por los mexicanos.) y en revisar el Tratado de Libre Comercio , el cual se ha ido consolidando en los últimos años en un juego de ganar-ganar exitoso para ambas partes. El Sr Trump considera que le estamos robando empleos a los EU, pues lo que hacen lo mexicanos lo pueden hacer los americanos (si, pero con un salario mínimo propuesto por Hillary de 15 dólares por hora, cuando en México el salario mínimo –salario de hambre- es de $73.04 diarios. Suponiendo el trabajo de una semana, el obrero mexicano con salario mínimo recibiría $511.28, mientras que el americano ganaría alrededor de $12000 pesos, o sea 23 veces más que el de nuestros pobres asalariados. Una ventaja competitiva para México, dirían algunos, pero basada en los sueldos de hambre de aquellos que pagan el salario mínimo a sus trabajadores (una pequeña minoría, por cierto).

El candidato Trump propone la renegociación del NAFTA con la intención de favorecer a los Estado Unidos, así como aplicar un arancel del 35% a los productos mexicanos. Y una más de sus monerías es la de proponer el rechazo al tratado transatlántico (TPP) actualmente en vigor.

Pero no se queda ahí, Mr Trump haría exámenes exhaustivos a los migrantes e impulsaría la expulsión de los ilegales. Toda esta fuerza de trabajo, muy significativa, vendría a México ¿a ocupar plazas de trabajo?

Hillary en esta materia, guardó un lamentable silencio, perdiendo una buena oportunidad para conquistar el voto hispano.

Hillary, una política de amplísima experiencia, bien preparada para el debate, apoyando sus propuestas y tesis con datos duros. Trump, un mentiroso que confesó que no se preparó para el debate, pues prefirió irse a jugar golf.

Trump, multimillonario que parece decirle al pueblo “yo soy lo que tú quisieras ser” “soy distinto a esos políticos que no han sabido manejar el país y nos han causado graves trastornos”.

Trump, enojado y violento, Hillary, sonriente y tranquila. Se pensó que la dama tosería mucho en vista a la enfermedad que padeció recientemente y eso le daría ventaja a Trump, pero ahora éste fue el que padeció ciertos problemas de esa índole, mientras que Hillary, para sorpresa y disgusto de sus denostadores, no tosió una sola vez.

Errores graves de Trump al tratar los asuntos del pago de sus impuestos y la no presentación al público de las declaraciones correspondientes (lo que es, la presentación, una regla entre candidatos a la Presidencia). Le parece muy inteligente no pagar todos los impuestos a que está sujeto ¡Bonito ejemplo, llegado el infortunado caso, para sus gobernados!

En fin, por un lado, una dama dueña de sí misma, muy bien preparada para el debate, con amplia experiencia política, ofreciendo propuestas sostenidas con datos duros. Por la otra parte, un personaje de rostro duro y en ocasiones descompuesto, poco preparado para el debate, que cometió graves errores en sus exposiciones, errores que sería largo relatar. Un hombre mentiroso que dijo varias locuras, pero que intenta conquistar al pueblo a través de su confrontación con lo tradicional, lo cual, en su opinión, ha hundido a los EU. Este populismo es vendedor, debemos confesar. Y su permanente cara de enojo también puede atraer a aquellos que tienen tirria y odio al “establishment”.

Sería larguísimo abarcar las otras propuestas que se discutieron y los ataques que se lanzaron, por lo que me limité a comentar tanto lo que afecta a México como una que otra de las muchas locuras de Trump expuestas en el debate.

Mi puntuación final (muy apegada a la de la CNN) 70/30 a favor de Hillary. El peso se recuperó ligeramente, reflejando el resultado del debate.

Éste fue uno de tres y todo puede pasar en los otros dos debates programados ¿Qué tanto se reflejará en la intención de voto el resultado de estos debates? Menos de los que nos imaginamos, pero en cualquier forma, la poca preparación de Trump, sus locuras, sus ataques a las mujeres, su burla del sistema fiscal, las gravísima mentiras que ha divulgado –unas de ella en relación a Obama- , los insultos y el trato discriminatorio a los musulmanes y tantos errores más, lo pintan de cuerpo entero y cualquier gente sensata se pregunta ¿Este multimillonario farolero, torpe y mentiroso puede tener los tamaños para ocupar la Presidencia del país más poderoso del mundo?

Me preocupa mucho Trump, pero más me preocupa el que tenga tantos seguidores entre los ciudadanos norteamericanos.

Esperamos que gane Hillary, pues su contrincante es un peligro para el mundo y particularmente para México.

Mañana será otro día.

El autor es Presidente de Sociedad en Movimiento.

También te puede interesar:

Alex Zanardi, un hombre que inspira

Dos años, sólo dos años más

Pero qué necesidad