Opinión

“Dile a tu amigo que se equivocó de enemigo”


 
 
Así fue el mensaje: directo, frío, contundente. ¿Quién es el destinatario?
 
Comenzaba una tarde como cualquier otra, poco después de las 3 pm. El lugar: el restaurante Palm, en el Hotel Presidente Chapultepec de Polanco, muy concurrido por políticos, funcionarios, empresarios, periodistas y más.
 
No era un día particularmente agitado y bullicioso. Había pocas mesas ocupadas, las conversaciones no eran difíciles de distinguir. Por eso se notó de inmediato la llegada de éste hombre de mediana estatura, tez morena, ojos grises e impecablemente vestido.
 
 
Saludó en un par de mesas, pero no se sentó en ninguna. Parecía que su único objetivo era mandar el mensaje: “Dile a tu amigo que se equivocó de enemigo”.
 
 
Dio un abrazo al coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa. Andaba también por ahí mi admirado amigo, analista, comentarista y académico, el maestro Leo Zuckermann.
 
Poco más allá, en otra mesa de terraza, el controvertido y exitoso publicista, entrevistador de televisión, experto en campañas políticas, que habla claro y “sin pelos en la lengua”, Carlos Alazraki.
 
Estuvo brevemente el senador por el estado de Chiapas, Luis Armando Melgar, del Partido Verde Ecologista de México.
 
 
Tres o cuatro mesas más, ocupadas por personas que no reconocí.
 
 
La escena no duró más de diez segundos. Miguel Ángel Yunes Linares caminó con paso firme, apresurado, determinado hacia mi mesa. Mi anfitrión se puso de pie para recibirlo y saludarlo. Yunes no aflojó el paso. Mirando fijamente a los ojos y señalando con el índice de la mano derecha espetó: “Dile a tu amigo que se equivocó de enemigo”.
 
- ¿A quién, a Carlos?
 
No. Tú sabes a quién. Dile a tu amigo que se equivocó de enemigo. Nos vemos.
 
Mira, te presentó a Alejandro Cacho.
 
Ah, sí, claro. Lo conozco.
 
Se despidió de ambos y salió del restaurante...
 
Silencio y miradas incrédulas. ¿A quién se refiere?
 
Miguel Ángel Yunes Linares siempre ha querido ser gobernador de Veracruz y su lista de enemigos no es corta, ni reciente. Cuando no lo consiguió por el PRI brincó a Nueva Alianza y ahora milita en el PAN. En todos esos sitios ha creado y dejado enemigos.
 
Su guerra contra el exgobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, no ha tenido tregua. Las grabaciones telefónicas ilegales del entonces gobernador y su familia dadas a conocer en tiempos electorales, fueron atribuídas en su momento a Yunes.
 
Lo mismo ocurrió con el actual gobernador Javier Duarte de Ochoa, a quien Yunes acusa de poseer millonarias propiedades. Además, los videos que destaparon el escándalo por el intento de utilizar programas sociales del gobierno federal en Veracruz con fines electorales también se lo deben a Yunes, quien ha dejado clara su habilidad en esos menesteres de las grabaciones ocultas y la filtración de información.
 
Esos golpes han sido respondidos de la misma forma. Yunes y sus hijos también también fueron exhibidos en audios, videos y fotografías. Hace unos meses se publicaron fotos de fastuosas residencias de los Yunes en México y Estados Unidos.
 
 
Elba Esther Gordillo, hoy en la cárcel, también está en la lista de sus enemigos.
 
Cuando Yunes dejó el PRI, la maestra lo cobijó en el Partido Nueva Alianza que acababa de fundar. Producto de las negociaciones con el gobierno de Vicente Fox, logró colocarlo como director del ISSSTE. Tiempo después rompieron relaciones, la maestra Gordillo lo llamó traidor y cuestionó la honradez de su gestión en el ISSSTE.
 
Manuel Espino Barrientos, expresidente nacional del PAN y presidente del movimiento nacional Volver a Empezar, fue más allá. En mayo denunció penalmente a Yunes ante la PGR por el delito de enriquecimiento ilícito. Según Espino, la denuncia se sustenta en pruebas que demuestran una enorme diferencia entre los ingresos de Yunes Linares como director del ISSSTE y el valor que tienen sus 36 propiedades localizadas en distintos lugares de México, Estados Unidos y Europa.
 
El expresidente nacional del PAN, acusó también a Miguel Ángel Yunes de haber depositado más de 6 millones de dólares en varios bancos de Miami, luego de su campaña como candidato panista a gobernador de Veracruz en 2010.
 
La lista sigue e incluye, incluso, a periodistas, pero el espacio de ésta columna se agotó. El mensaje seguramente ya fue entregado.
Hasta el viernes.
 
 
cachoperiodista@gmail.com
Twitter: @Cachoperiodista