Opinión

Deterioro en expectativas


 
De acuerdo con el consenso de los principales analistas y organismos internacionales, en este año la economía de México registrará un crecimiento moderado, hasta de una tercera parte menor al de 2012.
 
El consenso de los analistas de los mercados financieros encuestados recientemente por Banamex mantiene su proyección de que en 2013 la economía mexicana registre un crecimiento de 2.7%.
 
El pronóstico más bajo es de Vector, con 2.2%, seguido de Thorne & Associates, con 2.3%, y de BofA Merrill Lynch, Barclays y UBS, con 2.5%.
 
Los analistas del sector privado encuestados por el Banco de México (Banxico) en junio revisaron su estimación de crecimiento del PIB de 3 a 2.8%.
 
El Fondo Monetario Internacional recortó ayer su previsión de avance de la economía mexicana en el presente año de 3.4 a 2.9%.
 
Ahora la nueva proyección del organismo se coloca por debajo del promedio esperado para América Latina en 2013, de 3%.
 
 
Pérdida de dinamismo
 
En cualquier caso, la expansión económica del país estará muy por abajo del 3.9% de 2011 y 2012, y será la menor en 4 años.
 
El cambio en todos esos pronósticos lo sustentan el menor dinamismo de la economía mexicana y el debilitamiento de las condiciones económicas internacionales. Para la formulación del presupuesto federal de este año se utilizó una expectativa de 3.5%, que a mediados de mayo la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ajustó a 3.1%.

 
El ritmo de la desaceleración económica sorprendió a los economistas de esa dependencia, que aun así consideran que un crecimiento de esa magnitud es importante al tomar en cuenta el deterioro del entorno internacional.
 
Además, está en línea con la publicación Blue Chip Economic Indicators del mes pasado, en la que los analistas pronostican para 2013 una expansión del PIB de México de 3.2%.
 
Según la encuesta que realizó el Banxico en junio, los especialistas en economía del sector privado consideran que los principales factores que podrían obstaculizar el crecimiento del país en los próximos meses son, en primer lugar, la debilidad del mercado externo y de la economía mundial –como ha ocurrido en los últimos 12 meses.
 
De menos a más
 
Los funcionarios de la SHCP encargados de la planeación económica advierten una segunda mitad del año mejor en términos de crecimiento de la economía mexicana.
 
Como se recuerda, en el primer trimestre el PIB sólo creció 0.8% real anual, lo que representó su menor expansión desde finales de 2009.
 
Para el segundo trimestre del año, los analistas consultados por el Banxico pronostican un crecimiento de 2.9%; para el tercero, de 3.4%, y para el cuarto, de 3.7%.
 
Así, el ritmo promedio de avance de la economía pasaría de 1.9% en el primer semestre a 3.6% en el segundo.
 
¿Soft patch?
 
Los economistas de la SHCP consideran que estamos ante un soft patch, que se define como un periodo corto de debilidad económica en medio de una fase prolongada de expansión.
 
Anticipaban la desaceleración de la economía, pero ha sido más pronunciada de lo que esperaban.
 
Pese al 'bache económico', confían en que el PIB sí va a crecer 3.1%, dado el desempeño reciente de algunos indicadores como las ventas de las tiendas afiliadas a la ANTAD y la producción industrial, entre otros.
 
El problema es que la SHCP está quedándose sola, pues las estimaciones de crecimiento de México para 2013 de los analistas del mercado y de los organismos internacionales siguen modificándose a la baja. En concreto, prevén una expansión menor a 3% y, en algunos casos, cercana a 2%.
 
Hay, sin duda, un deterioro en las expectativas de crecimiento, lo que a las autoridades está costándoles trabajo digerir y explicar no sólo a los especialistas en economía, sino a todos los mexicanos, que ya lo perciben.
 
 
Twitter: @VictorPiz