Opinión

¿Detenemos el reparto
de tabletas, Aurelio?

1
 

 

tablets

El centro de atención sobre el desempeño del nuevo secretario Aurelio Nuño es todavía limitado. Las notas periodísticas que le han abordado lo hacen desde una perspectiva muy administrativa: se habla de su intención de dividir al país en regiones educativas; de su apertura por dialogar con maestros en conflicto; o de las visitas que hará para corregir las necesidades de las escuelas. Pero, ¿qué piensa el secretario de los atributos del sistema escolar para mejorar el desempeño estudiantil y las capacidades de los educandos?; ¿es correcto lo que enseñamos en el aula?; ¿usamos los instrumentos idóneos?; ¿es necesariamente adecuado regalar tabletas a los niños?

Hace dos días la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) liberó el reporte denominado “Students, Computers and Learning: Making the Connections”, que revela resultados sorprendentes en materia de inversión y aprovechamiento de tecnologías de información en la evaluación del desempeño académico en chicos de 15 años.

Es altamente probable que los resultados del reporte desagraden en algunos países que han pensado que invertir en tecnología (computadoras) para las escuelas es indispensable para mejorar el aprovechamiento académico, debido a que esto no necesariamente es así. Dice: en aquellos países donde las computadoras se usaron “en el salón de clases, el impacto en el desempeño del estudiante es mixto en el mejor de los casos. De hecho, los resultados de la prueba PISA en aquellos países que han invertido mucho dinero en tecnología para la educación no muestran una mejoría perceptible en el aprovechamiento del estudiante en lectura, matemáticas o ciencia”. Añade: “Está aún por probarse la verdadera contribución que la tecnología puede hacer al proceso de enseñanza y aprendizaje”.

Estas conclusiones pueden ser oxígeno para el secretario. En el reporte, México aparece por debajo de los promedios de la OCDE en rubros como “tiempo utilizado en internet”. Asimismo, se revela que hay 15.5 estudiantes por cada computadora en una escuela mexicana (en Polonia hay cuatro estudiantes por cada computadora escolar, y en Australia la relación es 1:1). ¿Hay carencia de infraestructura? Sí. Sin embargo, el reporte no obtuvo datos para México en cuanto a capacidades digitales de lectura o exámenes por computadora.

Pero las conclusiones son oxígeno puro porque las limitaciones de la tecnología reveladas, y la necesidad de elevar el desempeño académico en México son argumentos clave para la SEP. A tal grado lo son, que podrían permitirle evaluar si la entrega de miles de laptops y tabletas a los niños es en verdad una buena idea… o no.

Sobre todo ahora que el gobierno se está apretando el cinturón.

Twitter:
@SOYCarlosMota
​​
Correo:
motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
El Corredor Chapultepec
3M, así en la tierra como en el cielo
Ernst & Young dice que la TV abierta sigue poderosa