Opinión

Desde los mejores olivos

    
1
Olio Fino

    

Olio Fino

Dirección: Monterrey 159, Col. Roma Norte, Delegación Cuauhtémoc

Teléfonos: 5264-3111

Twitter:
@Olio_Fino

Horarios: Martes a sábado, de 11:00 a 19:00; domingo, de 11:00 a 18:00 horas

Precio:
$200-$500 por persona

Tiempo: Media hora

Compañía: Familia, pareja o solo

Tarjetas:
American Express, Master Card, Visa; crédito y débito

Seguro ha escuchado sobre los beneficios de tomar cada mañana y en ayunas una cucharada de aceite de oliva. Se dice, por ejemplo, que contiene muchos antioxidantes, que disminuye la presión arterial y el nivel de colesterol, que reduce el riesgo de algunos cánceres, o que ayuda a controlar el peso y la diabetes.

No sabía nada de aceites hasta hace dos años cuando conocí una pequeña tienda en San Miguel de Allende: Olio Fino, en la que aprendí que las supuestas bondades que tienen los aceites para la salud dependen de muchas cosas y no cualquiera las tiene.

Para empezar, lo recomendable es consumir sólo los extra vírgenes, y hay que saber que lo que determina la calidad en un aceite de oliva es principalmente su nivel de acidez, que depende de la cantidad de ácidos grasos libres. Entre más bajo sea, mejor. Para ser considerado extra virgen debe tener menos de un 0.8% de acidez. Si en la etiqueta no indican este dato, piénselo dos veces.

En Olio Fino manejan aceites de distintos orígenes, pero todos con un nivel de acidez menor al 0.3%. Podrá servirse unas cuantas gotas de cada aceite en un vaso para poder olerlo y probarlo, buscando encontrar su favorito en sus tres características principales: su frutalidad -que se refiere principalmente a los aromas que pueden ir desde pasto recién cortado hasta frutas, como cáscara de manzana y plátano-, su amargor y su nivel de picor -qué tanto pica en la garganta-, que puede ser suave, medio o robusto.

Yo uso estos aceites para todo, pero si después de probarlos no se imagina comiendo o cocinando con ellos, pruebe las infusiones: aceite con albahaca, con mandarina, con ajo, con hierbas de Toscana, con trufa negra o trufa blanca y una larga lista entre la cual seguro encontrará algunos que le gusten más.

También podrá conseguir algunos balsámicos oscuros y blancos, ya sea tradicionales añejados por 18 años o algunos otros con fresa, higo, lavanda y otras frutas, flores y especias.

Cada visita a Olio Fino es para disfrutarse y aprovecharse, para probar y aprender. Por suerte hace apenas unos meses abrieron una sucursal en la colonia Roma y ya no necesitamos ir hasta San Miguel de Allende por provisiones.

Twitter: @ysusi

1
   

     

Olio Fino