Opinión

Descubrir secretos en Damasco


 
Finalmente el régimen de Bashar el Assad cedió a la presión internacional y permitirá que especialistas de las Naciones Unidas inspeccionen el terreno en el que un número aún no determinado de personas –algunas organizaciones no gubernamentales como Médicos Sin Fronteras hablan de 355, en su mayoría mujeres y niños– murieron a causa de un presunto ataque con armas químicas.
 
 
La incógnita ahora es cómo encontrarán el terreno los médicos y químicos de la ONU, después de cinco días desde el ataque y de que el ejército fiel a El Assad no ha cesado los bombardeos en la zona. ¿El tiempo y los impactos habrán podido borrar gran parte de los restos de gases tóxicos?
 
 
Esa es la duda más grande que los especialistas liderados por la alemana Angela Kane, Alta Comisionada de la ONU para el desarme, deberán aclarar ya que de ello dependerá la respuesta internacional y, por supuesto, el futuro de Siria.
 
 
Kane y su equipo deberán tomar en cuenta que el arsenal químico de Siria es uno de los más oscuros secretos en el mundo. Algunos informes de la propia ONU estiman que posee entre 500 y mil toneladas cúbicas de “agresivos químicos”, cuya producción fue llevada a lo largo de años en empresas de diversos países.
 
 
Un análisis de la revista Italia de Defensa Rid establece que, con un máximo empeño, las armas químicas en serie que adquiere y produce el régimen sirio podrían alcanzar cientos de toneladas anuales.
 
 
En principio, los especialistas aseguran que no es fácil definir la cantidad de armamento químico en esa nación, debido a que es impenetrable al control internacional, y las noticias ciertas y que puedan verificarse son muy escasas.
 
 
Al margen de ello, se sabe que son cuatro los sitios de producción con los que cuenta Siria: uno en el norte de Damasco, otro cerca de Homs, uno más en Hama y otro cerca de Cerin.  Se supo también que la cooperación de Siria con Irán a mediados de los 2000 fue clave para la expansión de su armamento, que por primera vez puede quedar al descubierto si Kane y su equipo logran demostrar el origen del ataque.