Opinión

Desayunamos, comemos y cenamos con infraestructura: Interacciones 

 
1
 

 

Grupo Financiero Interacciones

Mientras los comités de crédito de los bancos competidores siguen analizando después de dos o tres meses si entran o no a financiar el proyecto de un estado o municipio, nosotros ya estamos cobrando la segunda amortización. Es lo que me dice Carlos Rojo, el director general de Interacciones, quien como pocas personas en el sector financiero sabe balancear agilidad competitiva con sencillez personal. Es un perfil escaso en ese medio, a veces dominado por individuos avariciosos y sin visión; pero Rojo ha desarrollado un sentido de propósito que ha llevado a su banco a la frontera de su nicho.

En días pasados Interacciones dio a conocer que fungió como pieza clave en la emisión de un CKD por tres mil 500 millones de pesos en coinversión con el Fondo Capital Infraestructura (FCI). Este CKD invertirá “en proyectos de infraestructura municipal, estatal y federal de tamaño medio y de bajo riesgo comercial”. La meta de este CKD (también conocidos como ‘certificados de desarrollo’), será financiar proyectos como acueductos, cárceles, hospitales y sistemas de energía en petróleo o hidroeléctricas, así como transporte.

Pero este CKD es sólo parte de un plan maestro que Carlos Rojo tiene para otros instrumentos similares y que actualmente le exigen una meta ambiciosa: llegar a 72 proyectos y totalizar 14 mil 300 millones de pesos. Los beneficiarios, asegura, serán los estados y municipios, que a veces tienen necesidades de financiamientos para proyectos que van desde 100 hasta mil 500 millones de pesos.

Indiscutiblemente Interacciones es el banco que de la forma más cercana está atestiguando el desarrollo del país. Rojo refiere que sus utilidades semestrales, recientemente reveladas, crecen a una tasa 14 por ciento superior al sistema financiero, y que en el segundo semestre de 2016 los ritmos de crecimiento se acelerarán, por ser un periodo en el que los gobiernos tienen que materializar proyectos y ejercer sus presupuestos.

Las inversiones de los CKD de Interacciones son de largo alcance. Sus plazos de inversión suelen ser a cinco años, y aunque los rendimientos no están garantizados, este banco apuesta a obtener tasas entre 14 y 16 por ciento para proyectos nuevos, y de 12 a 14 por ciento para proyectos ya existentes. Es justo afirmar que Interacciones se ha convertido en una especie de centinela de que los proyectos de infraestructura que prometen los cientos de candidatos y gobernantes finalmente se materialicen. De hecho, tiene todo un equipo de gente que auxilia en estructurar y dar seguimiento a cada proyecto.

Nuestra gente desayuna, come y cena pensando en proyectos de infraestructura, asegura Rojo. Ésa es la actitud, se diría popularmente.

Twitter: @SOYCarlosMota

Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
Y Sharp, ¿desaparecerá?
Samsung invierte dlls. 35 m al día en I+D
Sabadell lanzará banca personal en 10 meses