Opinión

¿Demagogia Pro-Pyme?

 
1
 

 

startup

En 18 años de política pública hacia las Pymes nunca hubo, en específico a partir del 2013, un discurso público federal tan articulado, coherente en favor de las MiPymes y en especial del tema emprendedor, Jamás.

Hubo coherencia discursiva, pero en los hechos más urgentes, no ha habido congruencia.

Nunca el discurso del Presidente de la República, el del Secretario de Hacienda, el de Economía y el del Subsecretario para las Pymes (luego Presidente del Inadem) había sido lógico, vinculante, convincente y coincidente. Se avanzó y mucho sobre todo en lo referido a los emprendedores y a las modernas modas del 'startupismo'.

Pero es muy triste ver que una cosa resultó el discurso y otra distinta la voluntad de llevar las cosas hasta sus últimas consecuencias sobre todo en momentos como los vigentes.

No faltan los funcionarios "piquis miquis" que desdeñan a las MiPymes, sobre todo a las micro y pequeñas. A no pocos funcionarios, educados en las mejores universidades privadas nacionales y con títulos de posgrado en el extranjero eso de las Pymes como que les causa roña. No les gusta el tema micro empresarial y quisieran que todo el ecosistema emprendedor mexicano y las políticas de apoyo a él estuvieran referidas al tema de las tecnologías de Información, biotecnología, clústeres de vanguardia, desarrollos vinculados a lo científico, a lo que nos hace sentirnos muy orgullosos como mexicanos.

Esos son los que recomendaron a Alejandro Delgado Ayala, cuando llegó a la Presidencia del Inadem que marcara su política volcando sus voluntades y acciones hacia proyectos disruptivos y de alto impacto, dejando de lado a las micro tradicionales y "premodernas".

Pero el 97.5 por ciento de esos 4 millones cien mil y tantas empresas formales legalmente establecidas en el país son microempresas y nada, pero nada tienen que ver con las T.I y las modernas vinculaciones del internet de las cosas ni provocan asombro ni orgullo a quienes se enteran qué hacen esas empresas y cómo van a transformar nuestra realidad nacional.

Las más venden papitas, chescos, paletas si acaso, la cultura del "monchistronchis" y están de pie de milagro porque no solo no han incorporado tecnología básica sino tienen los hábitos administrativos suficientes como para llevar al carajo su "negocio" en pocos meses. De milagro están en el mercado.

Pero en el ecosistema emprendedor mexicano hay de todo, por fortuna. Desde esas microempresas tradicionales que juegan un papel de cohesión social fundamental en el país, como es el caso de las micro abarroteras, hasta las empresas que son el deleite de los inversionistas de riesgo. Hay de todo y entre esas, pocas quizá pero existen suficientes, las que son producto de una política que promovió la innovación, que creyó en los sueños de los emprendedores, que retomó productos relevantes y decidió invertir en ellos millones de pesos para que siguieran avanzando.

Luego otras instancias se llevaron a estas empresas al extranjero para que impactaran mercados internacionales.

Reitero que en estos momentos de emergencia constructiva es relevante, indispensable que nos apoyemos en esas empresas constructivas innovadoras que ofrecen ventajas de costos y de rapidez en la construcción. Son empresas hoy muy necesarias.

Las refiero sin que sean todas las que tenemos en la memoria no con el ánimo de hacerles publicidad sino de que se sepa de sus existencias ya que toda ellas pueden contribuir de alguna manera a resolver, parcialmente , la urgencia que se nos presenta.

1.- Magpanel, de la empresa Ibuiltec del arquitecto Emilio Cohen Zaga, construcción de viviendas hasta de cuatro pisos, construcción en seco que consigue levantar viviendas de 60 metros cuadrados en menos de seis días.

2.- Armo, sistema Constructivo , del Arquitecto Jorge Capistrán que levanta una vivienda con la participación de los habitantes en menos de una semana con sus bloques constructivos que "se arman" tipo lego.

3.- Polec, Polímeros Ecológicos de Gustavo Langle de Anda que obtiene bloques para la construcción de vivienda a partir de un polímero base agua al que se le añade la tierra que haya en el lugar y con ello se consiguen bloques que se ponen a secar un par de días y al tercero comienza a armarse una casa.

4.-Tabipet, de Mario Alberto López Salazar que consigue bloques constructivos a partir del reciclado de pet.

5.- Gravalock de Gerardo Domínguez que consigue pisos permeables para construcciones abiertas. Las rejillas del piso son elaboradas con el reciclado de envases tetrapack.

6.-Solesyto, de Andrés Muñoz, sistema de calentamiento solar con la menor huella ecológica en el mundo, un peso de 6 kilogramos y capacidad para calentar agua a 55 grados en su capacidad máxima de 80 litros. Este producto ha sido galardonado internacionalmente y se le reconoce que es la empresa con mayor número de patentes en el mundo en el renglón de calentamiento solar.

7.-Tubepol de Adrián Cordero Ibarra que permite la rehabilitación de tuberías de diversas naturalezas sin tener que abrir el piso., pavimento o banqueta.

El miércoles daremos detalle del proyecto del Ingeniero Cruz Romero Carmona en Veracruz que consigue ecoblocks elaborados con basura y que sirven para pisos, losas, "ladrillos" y paredes. Los bloques son más resistentes que los ladrillos y materiales convencionales. Este inventor tiene una docena de productos vinculados con la construcción sencilla, de fácil y rápida aplicación.

Ninguno de estos proyectos ha sido ya no digamos contactado, ni siquiera consultado respecto a si puede contribuir a resolver parcialmente el problema de la construcción en alguno de los municipios afectados. Y de ellos, la mayoría ha sido apoyado por la política pública hacia las Pymes o bien ha sido fondeado por Conacyt. Varios de ellos han sido galardonados en el extranjero.
Quizá ese sea su problema.

A mi me sigue sin hacer sentido el que por una ventanilla el Gobierno Federal apoya la innovación y cuando se requiere del concurso de las empresas a las que ha apoyado las ignora.  

Twitter: @ETORREBLANCAJ

También te puede interesar:
Pymes colapsadas
México, en sí mismo, todo un mundo
Videojuegos, mercado mexicano de 25 mil mdp