Opinión

Del poder de convocatoria y la red de contactos

“La llamas, la saludas, le preguntas cómo se llama y la invitas a jugar”
Es común que las agencias de Relaciones Públicas, los vendedores y otros profesionistas sean juzgados de acuerdo a su “red de contactos”.

Ganar una cuenta, obtener un empleo o lograr un bono en muchas ocasiones depende de las personas con las que interactúas mientras trabajas o del directorio personal. Esta idea está tan arraigada en el mundo de los negocios que en Estados Unidos y otros mercados la profesión de networker es muy bien remunerada. LinkedIn, la afamada red social de profesionistas, califica o rankea a sus usuarios tomando en cuenta no sólo la cantidad de contactos, sino su calidad.

Hay mucho escrito sobre la gestión de redes de contactos: que si no hay que descuidar a los contactos débiles (aquellas personas o colegas que no pertenecen a nuestro círculo cercano o natural, pero que debemos tener en la mente), que si debemos identificar a nuestros hubs (nudos con muchas conexiones), que si para ampliar nuestra red debemos asistir a miles de eventos con cientos de tarjetas de presentación a la mano o que hay que ser muy activo en las redes sociales.

Algunos expertos recomiendan participar en eventos académicos relacionados con nuestra actividad profesional. Cursos, diplomados, maestrías y conferencias han sido los foros en los que se inician grandes negocios.

Sin embargo, uno de los mejores consejos para manejar una red de contactos me lo dio mi hija de 4 años: al recogerla del kínder me dijo que quería invitar a una amiguita a jugar, ante lo cual contesté que no era posible, pues yo no conocía a su mamá, inmediatamente ella respondió: “mira, le llamas, la saludas, le preguntas cómo se llama y la invitas a jugar”.

El método de mi hija para entablar relaciones es sencillo, pero altamente eficiente. En la mayoría de las ocasiones basta con identificar al contacto que necesitamos, presentarnos con él y explicarle lo que tenemos que ofrecer. Las agencias de Relaciones Públicas no deben ser juzgadas por su red de contactos actual sino por su habilidad para generar nuevas relaciones.

Fuente: http://www.icmmexico.com/rp-comunicacioacuten-y-marketing/del-poder-de-convocatoria-y-la-red-de-contactos#sthash.QdiCtqEO.dpuf