Opinión

Dejen en paz a Genomma y al Tío Nacho


 
 
Por qué poco se dio a conocer el nuevo titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, Alfredo Castillo Cervantes. Multar a Genomma Lab con más de 2 millones de pesos por una publicidad sobre el producto Jabón del Tío Nacho, no hace sino exhibir a la Profeco post-Lady como una institución intolerante y, más que a la defensa del consumidor, en contra de las empresas que propugnan por el desarrollo del país.
 
 
Véase la fotografía: una señora de nombre Denisse Peralta interpone una denuncia porque el producto no cumplió con sus expectativas. Se trataba del producto 'Tío Nacho Matizante'.
 
 
La Profeco, luego de decirse insatisfecha con las pruebas que le presentó la empresa, le impone una multa porque se 'defrauda las expectativas generadas en la ciudadanía'. O sea, una señora pone una denuncia por 'expectativas' y multan a tu empresa por más de 2 millones. Esa es la nueva Profeco.
 
 
No sé los demás, pero yo quisiera ver esas multas cuando hay 2 ó 3 niños con intoxicación alimentaria por comer productos con dudosos procedimientos de fabricación; cuando un supermercado no nos quiere regresar nuestro dinero por un producto de mala calidad que le estamos devolviendo, o cuando la escuela privada nos fuerza a comprar un seguro educativo. Pero, ¿por una publicidad que le generó expectativas a una persona?
 
 
La mano dura de la Profeco en este caso no tiene sentido. Genomma Lab es la más icónica historia de éxito emprendedor de México de la última década. Su fundador, Rodrigo Herrera, hizo todo bien: aprovechó una oportunidad virgen en el mercado publicitario; adquirió marcas de renombre con amplio gusto en el público; sofisticó la oferta mercadológica farmacéutica; se expandió en América Latina; hizo pública a la firma.. ¿para qué? ¿para que venga la Profeco a decirnos que las expectativas de los ciudadanos pueden no quedar cubiertas por el anuncio de un jabón que a una señora le molestó, y eso te cuesta 2 millones de pesos y el linchamiento mediático?
 
 
Si el gobierno de Enrique Peña quiere privilegiar el desarrollo empresarial, debe tener cuidado de no crucificar a quienes han decidido seguir el camino institucional, porque el riesgo es más trascendental que el de la Lady.
 
 
 
Twitter: @SOYCarlosMota
 
carlos.mota@elfinanciero.com.mx