Opinión

'Déjà vu' electoral

 
1
 

 

ieem

“Como siempre, repiten el mismo proceder inmoral, la misma corrupción […], están alterando en favor del PRI el resultado en el PREP”, aseguró ayer Andrés Manuel López Obrador. Dijo que se limpiará la elección del Estado de México en los cómputos distritales, 'casilla por casilla', como el lema de 2006.

Cuando los resultados de los cómputos sean semejantes a los resultados del PREP después de haber recontado miles de casillas, entonces AMLO desconocerá el proceso en su conjunto y demandará que se anule la elección. Aunque su tono es moderado respecto al pasado, prevalece la misma actitud de rechazar los resultados que no le favorecen.

Por su parte, el presidente del PAN ha convocado a un “frente para defender a Coahuila de los Moreira” con el objetivo de denunciar irregularidades como, por ejemplo, que inició tarde la jornada, que los resultados del conteo rápido no fueron iguales a los que se reportan en el PREP y que este último va retrasado. Efectivamente, el PREP cerró con 72 por ciento de casillas computadas por diversos problemas logísticos, pero la información oficial será dada a conocer el miércoles y entonces, probablemente, su partido saldrá airoso si las tendencias del conteo rápido de Coahuila son correctas.

El presidente del PRI en Veracruz también cuestionó el PREP de su entidad: “Tenemos que decirles que encontramos serias inconsistencias en el PREP con respecto al cotejo de los resultados en las actas” y acusó al gobierno de Miguel Ángel Yunes de realizar una elección de Estado. En Papantla, simpatizantes del PRI, Morena y Movimiento Ciudadano acusaron una operación de 'mapaches' por parte del PAN y el PRD mediante compra de votos y acarreo para favorecer a su candidato.

Nayarit es la única entidad donde el perdedor concedió el resultado: “como un hombre de instituciones, como un hombre formado en favor del Estado, quiero venir a expresarles que […] el resultado no es favorable a la coalición que me correspondió representar”. También reaccionaron de forma responsable Josefina Vázquez Mota (PAN) y Juan Zepeda (PRD) en el Estado de México, aunque ellos no estaban ya en la competencia.

¿Qué ocurre? ¿Estamos condenados a escuchar el mismo disco rayado elección tras elección, como un sueño que aparece en cada votación? ¿Cuál es el fondo del problema?

Veo tres explicaciones. Primero, prevalece la falta de consenso sobre las reglas del juego. Las últimas dos reformas electorales no han solucionado problemas de fondo (por ejemplo, el gasto excesivo de campañas) y han estimulado el litigio electoral. El mayor número de acciones de inconstitucionalidad que ha revisado la Suprema Corte en los últimos años es en materia electoral, reflejo de que los mismos partidos que aprueban las leyes no están convencidos de su contenido.

Segunda explicación: se han degradado las condiciones de la competencia, que incluye fondeo ilegal de campañas, gastos mayores a los topes legales, clientelismo electoral, pago de cobertura informativa.

Aunque estoy a favor de las campañas negativas para contrastar el perfil de los candidatos, rechazo la calumnia que estuvo presente en varias entidades. En consecuencia, quienes compiten desde fuera del poder (Morena en Edomex, el PRI en Veracruz, el PAN en Coahuila) enfrentan efectivamente condiciones extenuantes para enfrentar obstáculos de todo tipo. Aceptar en buena lid un resultado en tales condiciones es muy difícil.

Tercera explicación: la cultura del madruguete y del oportunismo. Acatar cuando me conviene y culpar a otros de mi derrota. Cuando compites sabes las reglas formales y reales de la competencia; muchos entran, juegan en esas reglas y cuando pierden denuncian foul.

Termino con un comentario positivo: el sistema electoral tiene fortalezas que debemos resaltar, como la eficacia de la organización electoral y la precisión de los instrumentos para contar y difundir votos. Este domingo además la participación electoral fue saludable, incluso en el Estado de México donde aumentó siete puntos respecto a 2011.

Sin embargo, la experiencia de este domingo es un mal presagio para 2018.

Twitter: @LCUgalde

También te puede interesar:
​Tres comentarios antes del 4 de junio
Si gana Morena
Segunda vuelta, corazón y cabeza